Saura censura que “no ha habido ni crecimiento, ni contención del déficit y la deuda y sí una buena mano de maquillaje para ocultar las vergüenzas”

El portavoz de Hacienda ha criticado que se endurezcan los requisitos para una política de apoyo a los trasplantes. “Cómo es posible esta injusticia, los ciudadanos no lo entienden. Se es exigente con los débiles y laxo con los defraudadores”

Pedro Saura, portavoz de Hacienda del Grupo Parlamentario Socialista ha censurado esta mañana en el Congreso al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que la política económica del Gobierno es una ruina. “No ha habido ni crecimiento económico, ni contención del déficit y la deuda” y por el contrario “sí una buena mano de maquillaje para ocultar las vergüenzas”.

El portavoz socialista ha formulado, ante el Pleno del Congreso, una interpelación, dirigida al titular de Hacienda, sobre las actuaciones del Gobierno en relación con el avance del déficit público del ejercicio 2012.

Según Saura, Montoro reúne todas las características de una pésima gestión política y económica: injusta, ineficaz, chapucera, tramposa maquillando cifras y carente de principios éticos. “En el fondo creo que es un chapuzas, un chapucero en la gestión, en particular en la gestión pública”.

Ha criticado que cómo es posible que se endurezcan los requisitos para una política de apoyo a los trasplantes de la que dependen muchas vidas. “Cómo es posible que se haga esta injusticia. Los ciudadanos no lo entienden. Cómo se es exigente con los débiles, con la política de trasplantes, y se sea laxo con los defraudadores. A estos se les perdonan los impuestos y no se les investiga el origen del capital de la amnistía fiscal. No ha dejado títere con cabeza”.

Como ejemplo de una gestión chapucera por parte de Montoro, el portavoz socialista de Hacienda se ha referido al retraso de tres meses del Presupuesto de 2012 por interés partidista del PP; en cuanto a impuestos ha hecho lo contrario de lo que prometió en años anteriores y en su programa electoral. “Aprueba recuperar la deducción a la compra de vivienda a las rentas más altas a principio de año y pasados unos meses la suprime y saca adelante una amnistía fiscal, un chollo para defraudadores, que al no tener que declarar el origen de las rentas que se afloran, ha provocado que pueda ser utilizada para blanquear los capitales procedentes de actividades delictivas”.

Ha añadido que en una primera entrega, el Gobierno divulga los datos del déficit público y se deja fuera el rescate del sector bancario, “como si no formara parte del déficit”, y en una segunda se hacen públicos los datos del déficit, con rueda de prensa incluida del ministro y los secretarios de Estado, pero no se explica cómo se han cerrado los ingresos y los gastos. “La operación maquillaje había comenzado. El pasado 11 de marzo, a las nueve de la noche, con nocturnidad y alevosía, comunican el cierre de los ingresos tributarios del ejercicio para 2012 e inflan los ingresos tributarios entre 10.000 y 11.000 millones de euros, en torno a 1 punto del PIB. Todo ello sin saber que ha sucedido, en términos de maquillaje, por el lado de los gastos”.

Ha añadido que las devoluciones en 2012 de los distintos impuestos se redujeron en 6.000 millones respecto a lo que es norma y se viene estimando por la Agencia Tributaria (4.000 de IVA y 2.000 de Sociedades) y los pagos fraccionados por el Impuesto de Sociedades aumentaron alrededor de 4.500 millones, es decir, se adelantaron ingresos a 2012 que se deberán abonar en 2013. “Por tanto, el Presupuesto de 2013 comienza su andadura lastrado entre 10.000 y 11.000 millones de euros”