Schulz afirma que hay margen para otra política económica y que muchos gobiernos de distinto signo "no han aceptado la austeridad sin más"

Aboga por un reparto de carga para afrontar la presión migratoria en Europa y por crear un sistema que encauce la inmigración legal

El presidente del Parlamento Europeo y candidato socialista a presidir la Comisión Europea, Martin Schulz, se ha mostrado convencido este miércoles de que hay "margen para otra política económica" que combine la disciplina presupuestaria con  inversiones, sobre todo para combatir el desempleo y en particular al juvenil. Para eso, ha dicho, es necesario una amplia mayoría de la izquierda en la  Eurocámara.

    El socialdemócrata alemán ha rechazado la  premisa de que la izquierda europea haya asumido la política económica de la derecha, simbolizada en los recortes de la 'troika', y ha asegurado que en cambio que el Parlamento, bajo su presidencia, ha construido

"amplias mayorías", incluyendo a conservadores, en asuntos como la supervisión bancaria, o para prohibir "determinados tipos de especulación" o limitar el pago de 'bonus' a los banqueros.

    "Hay muchos países donde los Gobiernos, tanto socialdemócratas como conservadores, no han aceptado la política de austeridad sin más", ha recalcado. Para Schulz, la prioridad son las pymes, que son las que más empleo dan y no tienen acceso al crédito.

    Según su análisis, una vez que la Comisión Europea ha constatado que las actuales políticas están generando más inequidad, lo necesario es cambiar esas políticas.

Inmigración

En una entrevista en la Ser recogida por Europa Press, Schulz ha afirmado que puede haber algún cambio en los planes del Gobierno de Angela Merkel de limitar la

estancia en Alemania de inmigrantes sin trabajo, incluidos intracomunitarios.

    "Merkel gobierna con nosotros, así que seguramente habrá alguna modificación de la política", ha dicho. Schulz pertenece al SPD, el partido socialdemócrata alemán que forma parte de la 'gran coalición' de Gobierno que lidera de la CDU de Merkel.

    No obstante, ha hecho hincapié en que él no es "el embajador de Alemania en España" sino el presidente de la Eurocámara, y que lleva 20 años defendiendo una política de inmigración distinta. A su juicio, Europa, como continente de inmigración, necesita un sistema que encauce la inmigración legal.

    Y además, ha avisado de que, "aunque no sea muy popular en la izquierda", eso "no significa que todo el mundo pueda llegar a Europa", sino que hay que abrir un "cauce legal" como tienen Estados Unidos, Canadá o Australia.

    A su juicio, la UE debe también "proteger a quienes sufren persecución política" y crear un status especial, temporal, para personas que huyen de zonas de conflicto pero que después volverán a su país, como sería el caso de los sirios actualmente.

    Y ha apostado también por que cada país tenga luego sus cuotas de acogida de inmigrantes, admitiendo que no puede ser que éstos se concentren en unos pocos. "Sobre Italia, España, Chipre o Malta pesa la mayor tensión de la inmigración pero todos tienen que participar", ha dicho.

    En cuanto a las causas de fondo de la inmigración, Schulz cree que hay que "resolver el problema humanitario", empezando por fomentar el desarrollo agrícola en el norte de África --Egipto, Túnez o Marruecos-- para paliar mejor las hambrunas que se

produzcan al sur de estos países, inv...