“Si los vascos votan por el cambio, habrá cambio en Euskadi y el cambio sólo se visualiza con un Lehendakari socialista”

Ante periodistas de Europa y America se muestra convencido de que el 1-M se producirá la alternancia

En un almuerzo en Madrid con corresponsales de Francia, Reino Unido, Alemania, Holanda, Portugal, Suiza, Italia, México y Estados Unidos, el candidato socialista a la Lehendakaritza ha asegurado que la percepción de cambio en Euskadi “no es coyuntural” sino “una corriente de fondo en la sociedad vasca”. Existe “hartazgo” de un gobierno “que no se ha dedicado a resolver problemas sino a crearlos”. Por ello, Patxi López se ha mostrado convencido de que el 1 de marzo se “producirá la alternancia” en el País Vasco. “Si los vascos votan por el cambio –ha asegurado- habrá cambio en Euskadi y el cambio solo se visualiza con un Lehendakari socialista”.

CUATRO PACTOS PARA CONSTRUIR PAIS

Todo lo mejor de Euskadi “lo hemos construido desde el acuerdo, desde el pacto, que es la única forma de construir un país”. Por ello, el candidato a Lehendakari tiene claro el resumen de su proyecto para el día después de las elecciones. El cambio –ha explicado- se resume “en cuatro grandes pactos”;

- un pacto por las libertades y la igualdad, “que los ciudadanos puedan expresarse en voz alta sin miedo a que les apunten en una lista”

- un pacto por la convivencia, que incluya una reforma del Estatuto de Gernika “que no es un mero listado de competencias, sino también un marco de convivencia y respeto de ideas y sentimientos”. La reforma del Estatuto implica “hacer país entre todos y no unos contra otros”.

- un pacto por la modernidad

- y un pacto para hacer frente a la crisis económica. Y en este sentido –ha anunciado López- una de sus primeras medidas será convocar a los agentes sociales (“lo que no ha hecho Ibarretxe en sus 10 años de gobierno”) para elaborar un plan de choque contra la crisis.

ROTOS LOS PUENTES CON EL MUNDO RADICAL

En el almuerzo, los corresponsales se han interesado especialmente por la cuestión del mundo radical y la violencia que –según López- “ha llegado el momento de deslegitimar con contundencia”. Están rotos todos los puentes con el mundo radical, no hay ni un espacio ya para los que asesinan por pensar diferente”. Y en ese proceso de deslegitimación la mejor herramienta es la educación. De hecho –a juicio de López- “si hay un sitio en el que tiene valor Educación para la Ciudadanía, ese sitio es Euskadi”. Un país en el que –ha concluido el candidato- “no existe una sola identidad, sino 2 millones, 200 mil identidades”.