Javier Solana defiende el "pilar social" en la UE y a una socialdemocracia fuerte que siga defendiendo los bienes públicos globales

Madrid, 16 de marzo de 2018.- El ex ministro y Alto Representante del Consejo para la Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea entre 1999 y 2009, Javier Solana, expresó hoy su deseo de que Europa tenga en poco tiempo “un pilar social” y eso suponga la “garantía de que en todos los países los temas sociales se miran, se contemplan y se solucionan de la mejor manera posible y en coordinación”.

Solana, que ha protagonizado la segunda masterclass de la Escuela de Buen Gobierno que los socialistas celebran en Madrid hasta el domingo, bajo el título Un nuevo PSOE para una nueva Europa, lamentó que “España no esté jugando en estos momentos un papel importante en la UE”. A su juicio, “tenemos que hacer que, tras las elecciones de 2019, España pueda volver a ser un país con una política europea más sensata, más ambiciosa y mejor, y eso lo podremos hacer si obtenemos unos resultados electorales buenos”.

Aseguró que el “agujero creado por el vacío que ha dejado EE.UU en el mundo, le corresponde a Europa tratar de llenarlo”. “No es fácil pero no es imposible” y “estamos en una situación mejor ahora para poderlo hacer, porque Europa también está creciendo, y tenemos una situación en Alemania, en Francia y espero que en algún momento también la tengamos en España, para que se puedan dar los pasos que se requiere hacer en la arquitectura europea”, afirmó.

Así, citó que “hoy el nuevo gobierno alemán y el presidente de Francia están ya reunidos y tienen un deseo de empujar Europa para que salga  adelante extraordinario, un deseo total y absoluto de poner a Europa otra vez donde le corresponde. ¿Lo pueden hacer solos?, no. ¿Lo podríamos hacer los demás sin ellos?, tampoco. Necesitamos que ellos estén en buena sincronización y necesitamos que otros países como el nuestro estén en buena sincronización con esa política”.

A su juicio para que esa Europa “salga adelante” hay que hacer varias cosas: que el Eurogrupo se acabe de construir para que el edificio se cierre”, de tal manera que tengamos en Europa el equivalente a un FMI. “Segundo, que haya un ministro de Economía y Finanzas europeo”, lo que será un elemento extraordinario para poder avanzar. Y en el campo de la política –continuó-  tenemos elecciones en el año 2019, que van a ser importantes y tendremos que ver lo que los socialdemócratas somos capaces de dar”.

“Creo que tenemos una oportunidad y que no la debemos perder. Veo a mi país con gran tristeza, y creo que estoy triste también cuando miro a mi partido. Por lo tanto, es un momento en el que todos, yo el primero, tenemos que cambiar del modo tristeza al modo optimista. Hay razones objetivas para que eso pase”.

Desde el punto de vista de los partidos socialdemócratas europeos, afirmó Solana, “estamos en una situación difícil”, electoralmente “bajando”, “pero seguimos teniendo las auténticas soluciones porque nuestros valores siguen siendo los valores fundamentales, los mejores valores con los que se construyó la Unión Europea”. “¿Y por qué eso no lo acaban de captar los ciudadanos que tenemos los valores más serios para consolidar un mundo en paz?”, se preguntó, “pues quizá no hemos sido capaces de conectar con la ciudadanía con los cambios que se han producido en los últimos años, y es el momento de recuperar la pasión de años anteriores de estar muy pegados a la gente y sus preocupaciones. Eso, deberíamos tener muy claro que es algo fundamental”. “Tenemos que ser capaces de tocar terreno, tocar personas y ser capaces de convencer por nuestro hacer y nuestro buen hacer”.

Por tanto –concluyó- “el optimismo yo lo tengo, el deseo de hacer, de pelear, de pensar, de ser creativos, de entender que las soluciones de ayer no pueden ser las de hoy… lo tenemos, y esta Escuela puede ser un momento donde intercambiemos todas las ideas para ir a más, poniéndonos en la longitud de onda por la que el mundo está pasando”.

Abogó por, más allá de la defensa de los bienes públicos como la educación, la salud, el agua, que son nacionales, a la que está llamado el gobierno de la nación y todos, la defensa también de los “bienes públicos que son globales, y ¿quién defiende esos bienes que son absolutamente fundamentales como el cambio climático sensato?, no es posible sin una coordinación” y “ese esfuerzo debe ser un leit motiv muy importante para la socialdemocracia: los bienes públicos” que, como la paz o la estabilidad “deben ser provistos y defendidos a todos los niveles por los partidos socialistas”, añadió.

Javi López

Como presentador del ponente y conductor del debate posterior, intervino también el eurodiputado Javi López, quien ha destacado que Europa “debe reconstruirse” en un mundo actual con “conflictos entre imperios, lejos de aquel mundo regido por la razón y el diálogo en el que se basó el proyecto europeo en 1945”.

Brexit, atentados terroristas y los populismos , ha citado López, “erizan” a las naciones europeas, pero no pueden ser las bases de Europa. Para el eurodiputado “la ventana de oportunidad” que se con la recuperación económica desde 2015  tiene que servir a los socialdemócratas” para liderar el “momento” en el que  “hay consenso en la Unión Europea para que dejemos de verla como una fría herramienta de la globalización para verla como un hogar que nos proteja”.