Solbes califica de excelente el descenso de la inflación y dice que contribuirá a un mayor "optimismo" en la sociedad

Afirma que datos como estos "son lo que necesita el país para cambiar la actual situación de apatía"_x000D_ _x000D_

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, calificó de "excelente" el descenso del IPCA registrado en octubre y dijo que, junto con la bajada de los tipos de interés y del Euribor, "contribuirá a cambiar la actual situación de apatía de la sociedad por una de mayor optimismo".

"El dato de la inflación es excelente" y se une a otros como la evolución de los tipos de interés o del Euribor que van moviendo un poco el cotarro", dijo Solbes, quien consideró que datos como estos "son lo que necesita el país para cambiar la actual situación de apatía en la que se encuentra la sociedad por una de mayor optimismo".

Solbes hizo estas consideración en RNE tras conocer que la tasa de inflación interanual se redujo un punto en octubre hasta el 3,6 por ciento, según el indicador adelantado del Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) difundido por el INE, debido principalmente al fuerte descenso del precio del crudo.

Así, explicó que la evolución del precio del petróleo es responsable del 50 por ciento de la caída de la tasa interanual del IPCA de octubre, mientras que el otro 50 por ciento lo atribuyó a otros componentes como los alimentos.

Solbes auguró un descenso "significativo" del diferencial de inflación con la UE, que en septiembre se situó en un punto, lo que, a su juicio, indica que "estamos en la buena senda ir bajando precios", y que el BCE tendrá más margen para reducir tipos de interés y generar más actividad económica.

Además, dijo, si los precios son más bajos los ciudadanos tendrán más recursos y aumentarán el gasto fomentando el consumo privado "que es una de las patas que falla ahora en la evolución de la economía".

El titular de Economía destacó la importancia de mostrarse optimista ante la "difícil" situación económica "como muestra de que de estas situaciones también se sale".

No obstante, reconoció que cuando aumenta el desempleo se extiende el miedo entre la población, situación que se une a la de las empresas preocupadas por llegar a fin de mes y a la de los propios bancos que notan en su actividad que no tienen la capacidad de financiación que tenían hace unos meses.

El vicepresidente segundo del Gobierno, recordó que esta situación no es única en España, que están generalizadas y que "son las que tenemos que superar para volver a una situación de crecimiento más normal".