Solbes expone en el Parlamento las líneas generales de la política económica para los próximos cuatro años

El vicepresidente segundo avanza más de una quincena de reformas económicas que se pondrán en marcha durante la legislatura

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes, ha presentado ante la Comisión de Economía del Congreso las líneas generales de la política económica que el Gobierno va a llevar a cabo en esta legislatura.

El vicepresidente segundo se ha referido a la situación económica, marcada por las turbulencias financieras y el consiguiente riesgo de que el bloqueo del sistema financiero internacional termine teniendo consecuencias sobre la economía real, y por las presiones inflacionistas que se están haciendo patentes en todo el mundo.

En este contexto, el sistema financiero español ha demostrado una gran solidez que, sin embargo, no confiere a nuestro país inmunidad ante lo que está sucediendo en el resto del mundo. Esta situación, unida a la normalización del mercado inmobiliario español, ofrece un panorama de crecimiento económico menos positivo que el vivido en la legislatura anterior.

En todo caso, ha dicho Pedro Solbes “la economía española seguirá creciendo, en los próximos años y también en 2008, a ritmos superiores que los de la eurozona y a los del conjunto de la Unión Europea”. El vicepresidente segundo ha reiterado que la economía española está bien preparada para hacer frente a los retos que se plantean y que ninguno de los dos factores que están pesando en la actual fase de desaceleración –turbulencias financieras y ajuste inmobiliario- están relacionados con los fundamentos de la economía española, que son sólidos, ni con nuestras posibilidades de crecer a medio y largo plazo.

RECUPERACIÓN EN 2009

“Nos encontramos –ha dicho Pedro Solbes- ante un un ajuste más rápido de lo esperado en la construcción, pero que también acabará antes. De hecho, nuestras previsiones apuntan a una recuperación de las tasas de crecimiento de la economía ya en el 2º semestre del 2009, que en 2010 nos permitirán crecer a un ritmo medio cercano al 3%”.

En esta situación, la respuesta del Gobierno a corto plazo se basa, en el ámbito de la política fiscal, en dejar jugar con total libertad a los estabilizadores automáticos y aplicar un criterio de austeridad en el resto del gasto público.

Además, se han puesto en marcha un conjunto de medidas de estímulo económico, aprobadas por el Consejo de Ministros el pasado 18 de abril, que incluyen actuaciones dirigidas a mejorar la liquidez de familias y empresas.

Además de estas actuaciones a corto plazo, el vicepresidente segundo ha avanzado las medidas que se pondrán en marcha durante los cuatro próximos años para hacer frente a los retos que la economía española tiene planteados a medio plazo: la productividad y el refuerzo de su potencial productivo.

En este sentido, se incidirá en las prioridades de la pasada legislatura –I+D+i, educación e infraestructuras- y se abordarán nuevas reformas con un triple objetivo: aumentar la competencia en el sector servicios; mejorar la regulación y reducir las cargas administrativas e impulsar el diálogo social.

ACTUACIONES PRIORITARIAS

Según ha adelantado Pedro Solbes las actuaciones prioritarias en esta legislatura serán las siguientes:

• Realizar una transposición rápida y eficaz de la Directiva de Servicios.

• Flexibilizar el marco regulador de la actividad profesional.

• Simplificar la regulación y reducir un 30% las cargas administrativas para las empresas.

• Reforma del mercado laboral, para lograr...