Solbes fija seis principios esenciales para la reforma de la financiación autonómica

Se reunirá "de forma inmediata" con las comunidades para discutir el nuevo modelo de financiación

El vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, expuso este martes los seis principios "esenciales" de la reforma de la financiación autonómica. El primero de ellos, será garantizar que todos los ciudadanos tengan igual acceso a los servicios públicos fundamentales.

Sin embargo, el vicepresidente económico del Gobierno reconoció que "habrá que definirlos" con el conjunto de las comunidades autónomas, aunque avanzó que, a su juicio, deberían incluir aquellos definidos en algunos estatutos y otros como la justicia.

En segundo lugar, explicó que el nuevo modelo de financiación tendrá que garantizar que todas las comunidades autónomas puedan financiar sus competencias. Además, precisó que será necesario introducir correcciones en el sistema actual que tengan en cuenta la evolución de la población y también otras variables que beneficien a la comunidades menos dinámicas.

El cuarto punto apuesta por un "aumento de la cesión de impuestos". A continuación, el listado aboga por potenciar la "corresponsabilidad" fiscal de las comunidades autónomas permitiendo espacios fiscales propios que se posibiliten las decisiones de mayor gasto que una Comunidad pueda adoptar.

Por último, desde el Gobierno se apuesta por asegurar la suficiencia financiera del Estado, de acuerdo con el peso de sus competencias, "que en el momento actual supondría mantener, al menos, el 50% del gasto público y, para asegurar la unidad de mercado, reservar en exclusiva los recursos provinientes del Impuesto sobre Sociedades".

REUNIÓN "INMEDIATA"

Solbes anunció que se reunirá de forma "inmediata" con las comunidades autónomas en encuentros bilaterales para empezar a definir el nuevo modelo de financiación autonómica.

Según precisó tras la reunión mantenida por el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), tras una primera ronda de contactos, el Ministerio de Economía y Hacienda analizará los puntos de partida de las comunidades autónomas y realizará una propuesta con las bases para la reforma del sistema. A continuación se abrirá una nueva ronda de contactos también bilaterales para consensuar la reforma que finalmente se presentará en el CPFF.

Según el compromiso adoptado en el Estatuto de Cataluña este proceso debería cerrarse antes del 9 de agosto. Sin embargo, Solbes indicó que se "tomará en consideración" esta fecha a la hora de establecer un primer marco de financiación, pero que "no es la única fecha a tomar en consideración" y dejó claro que la obligación del Gobierno no es someterse a "fechas sagradas", sino simplemente reconsiderar el modelo de financiación "lo más rápido posible".

En su opinión, la fecha de presentación del 'boceto' deberá estar sujeta a la necesidad de financiación del conjunto de las comunidades autónomas. "Nuestra idea es seguir trabajando lo más rápido posible y llegar a un acuerdo cuando sea posible", apostilló.