Soledad Cabezón expresa su respaldo a la Presidenta del Observatorio contra la Violencia de Género

Considera que la denuncia “carece de rigor” y denota una “falta de conocimiento de las estadísticas judiciales y de las características del maltrato a la mujer”

La Secretaria de Políticas de Igualdad, Soledad Cabezón, ha expresado esta mañana su respaldo a la Presidenta del Observatorio contra la Violencia de Género, Inmaculada Montalbán, tras la denuncia que ha presentado contra ella el juez de Familia 7 de Sevilla Francisco Serrano.

Soledad Cabezón considera que la postura del magistrado carece “de rigor y fundamento algunos” y denota, igualmente, una “falta de conocimiento de las estadísticas judiciales y de las características del maltrato a la mujer”.

La dirigente socialista, que ya hace unos meses salió al paso del “uso sesgado” que este juez hizo de de los datos del Consejo General de Poder Judicial (CGPJ) sobre el número de denuncias por violencia de género, lamenta que el juez “se empecine en su error, con declaraciones en las que hace mención, sin ningún rigor, al mito de las denuncias falsas”.

Cabezón cree que actitudes como las de este juez provocan que “las mujeres se piensen si acudir o no a la justicia porque crean que no van a ser escuchadas o ser tachadas de falsas”, siendo éste “el primer paso que una mujer víctima de violencia de género tiene que dar para que la ley pueda protegerla, ya que -no en vano- muchas de las mujeres asesinadas este año no denunciaron a sus agresores”.

La Secretaria de Igualdad recuerda que la Ley contra la Violencia de Género pretende “que las mujeres sepan que el sistema judicial funciona con normalidad y pueden y deben acudir para obtener protección”, apostilló. La política socialista destaca que en el Congreso acaba de cerrarse una Subcomisión de Violencia de Género, “en la que han comparecido casi cuarenta personas, mayoritariamente jueces y magistrados, que han coincidido en la importancia de la ley y en la necesidad de acabar con el mito de las denuncias falsas”. La dirigente socialista señala que “no podemos hablar de denuncias falsas, sino de denuncias que se retiran -como han puesto de relieve la mayoría de las personas que han comparecido en la subcomisión- por la vulnerabilidad económica, social y psicológica de las mujeres víctimas de violencia”.

Cabezón destaca que “esta norma tuvo el consenso de todos los grupos políticos; y por ello, como hacen tantos y tantos jueces y profesionales cada día, los magistrados tienen que aplicar las leyes vigentes en nuestro país para poder transmitir a la sociedad el mensaje de que pueden estar confiados porque nuestro sistema funciona, y muy especialmente a las mujeres que deciden denunciar a sus agresores”.