Soraya Rodríguez afirma que la salud no puede depender "de la tarjeta de crédito" y merece ser "un derecho fundamental de primer orden"

La Portavoz exige que el Ayuntamiento de Madrid paralice un desalojo de viviendas públicas, porque de lo contrario el mapa de desahucios que se aprobará en el Consejo de Ministros de hoy carecerá de credibilidad

La Portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, ha asegurado esta mañana, en relación con la propuesta efectuada por Alfredo Pérez Rubalcaba de modificar la Constitución para que la sanidad se equipare a los derechos fundamentales recogidos en la Carta Magna, que la salud no puede depender “de la tarjeta de crédito” y “tiene su reconocimiento en la Constitución”, por lo que merece ser considerada como derecho fundamental.

En declaraciones a los medios de comunicación esta mañana en Madrid, Soraya Rodríguez ha apostado porque la Constitución sea reformada de forma que la sanidad pública sea un derecho fundamental y deje de ser considerada un “principio orientador”, tal y como ayer avanzó el Secretario General del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. La política socialista cree que el derecho a la salud debe tener la misma “protección normativa” que otros incluidos en el Título Primero de la Carta Magna, con la consiguiente defensa por parte del Tribunal Constitucional, pues los derechos valen “lo que valen sus garantías, y hoy en día los ciudadanos sienten que el derecho a la salud es un derecho tan importante como el acceso a la justicia”, por citar un ejemplo.

La sanidad, ha proseguido, “es un derecho fundamental para todos y cada uno de nosotros, y por lo tanto, en una posible reforma constitucional, abordaremos que este derecho se constituya como derecho fundamental de primer orden con ese mismo valor normativo y defensa ante el Tribunal Constitucional”. La portavoz denunció que derechos como la salud o la educación “están siendo alterados claramente” por las políticas del PP en el Gobierno central o en las Comunidades Autónomas, “sin ningún mandato” porque no figuraban en el programa electoral de los conservadores. En este punto, Rodríguez reivindicó que la Constitución “hay que defenderla y cumplirla en todos sus extremos” y no ser atacada “por la puerta de atrás, como en algunos temas fundamentales se está haciendo”.

DESALOJOS

Soraya Rodríguez efectuó estas declaraciones en la visita que realizó esta mañana a un bloque de viviendas oficiales del Ayuntamiento de Madrid en la calle de La Madera, sobre cuyos vecinos pesa una amenaza de desalojo decidida por la Alcaldesa de la capital, la conservadora Ana Botella. Al respecto, la Portavoz ha calificado de “gran desvergüenza” esta decisión y, en el día en el que el Gobierno anuncia la elaboración de un mapa de desahucios, ha señalado que esta iniciativa no tendrá credibilidad si la regidora no cancela de forma “taxativa y clara” estos desalojos y paraliza la cesión de estos edificios a la iniciativa privada.

La política socialista le recordó, por otra parte, al Gobierno que en la actualidad se están produciendo cinco veces más desalojos que en el comienzo de la crisis, como consecuencia del incremento del paro y de que la gente no pueda afrontar los pagos de las hipotecas, de ahí la necesidad, abundó, de que haya una respuesta contundente desde la política y que el PSOE no vea suficiente el decreto aprobado en el Consejo de Ministros y abogue porque se produzcan reformas en profundidad.

También el Portavoz municipal, Jaime Lissavetzky, exigió a Botella que aborte este desalojo y que dé marcha atrás “en esta política privatizadora e injusta, no propia ya de un banco malo, sino perverso, que quiere echar a unos vecinos con todos los derechos adquiridos para hacer caja y pagar el Palacio de Cibeles”. Por ú...