Soraya Rodríguez: “es una medida coherente y responsable”

Considera que el abastecimiento esta garantizado con los embalses a un 50% por las precipitaciones de las últimas semanas

La Secretaria Federal de Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Soraya Rodríguez, ha manifestado que la derogación del Real Decreto sobre el abastecimiento de agua a Barcelona convalidado por una gran mayoría en el Congreso de los Diputados el pasado 28 de abril, “responde al cambio de una situación de emergencia que ponía en riesgo el abastecimiento de agua a mas de 5 millones de personas de la ciudad de Barcelona y su área metropolitana”.

La ejecutiva socialista ha recordado que las circunstancias han cambiado y por ello la derogación del Real Decreto adoptada por el Gobierno “es una iniciativa coherente y responsable” porque “si actuamos para paliar los efectos de la sequía en unas condiciones excepcionales y de urgencia, lo más lógico es que si estas desaparecen no se realice la actuación prevista”.

Soraya Rodríguez ha hecho hincapié en que cuando se planteó esta medida los embalses del sistema Ter–Llobregat rozaban el 20% de su capacidad y era real la posibilidad de que en el mes de octubre los barceloneses abrieran en grifo y no tuvieran agua. “A fecha de hoy y con las precipitaciones de las últimas semanas los embalses están a un 50%, por lo que podemos afirmar que el abastecimiento está garantizado y que con la puesta en marcha de la desaladora del Prat el agua dejará de ser una preocupación para los ciudadanos de Barcelona”.

Asimismo ha señalado que “la política hídrica del gobierno socialista desde 2004 se ha basado en la garantía de abastecimiento a todos los territorios y en el uso racional y eficiente de este recurso”, y recalcó “que se ha actuado y se actuará de la misma forma si se vuelven a producir situaciones similares”.

Por último, Soraya Rodríguez se ha referido a cómo esta decisión del Gobierno Socialista “deja al descubierto al PP, que utilizó la construcción de esta obra de emergencia para buscar un enfrentamiento entre Comunidades Autónomas afirmando que se trataba de una infraestructura permanente”. Para la dirigente socialista, “hoy ha quedado claro que su argumento no era real”, por lo que “sería positivo que lo reconociesen para poder comenzar a poner las bases de un gran pacto social, económico y territorial sobre el agua, que el Gobierno ha ofrecido y el PSOE contempla en su programa electoral”, concluyó.

(Nota de Prensa difundida el 6 de junio de 2008)