Soraya Rodríguez: "La comparecencia de Rajoy es la última oportunidad que tiene de decir la verdad en sede parlamentaria y si no la aprovecha, sus secretarios generales tendrán que decir la verdad en sede judicial"

Soraya Rodríguez, se ha referido hoy a la decisión judicial, por la que se cita a declarar a los últimos tres secretarios generales del Partido Popular, Francisco Álvarez Cascos, Javier Arenas y María Dolores de Cospedal, en relación al caso Bárcenas

La portavoz del Grupo Socialista, Soraya Rodríguez, se ha referido hoy a la decisión judicial, por la que se cita a declarar a los últimos tres secretarios generales del Partido Popular, Francisco Álvarez Cascos, Javier Arenas y María Dolores de Cospedal, en relación al caso Bárcenas. En este sentido ha manifestado lo siguiente:

“Quiero señalar, en primer lugar, que en relación a las decisiones judiciales, el PSOE quiere manifestar su máximo respeto, pero indudablemente hay que hacer una reflexión política porque el 1 de agosto, día en el que el presidente del Gobierno finalmente, tras meses de resistencia activa, vendrá al Congreso a dar explicaciones sobre la presunta trama de corrupción en su partido, sobre las graves acusaciones que versan directamente sobre su persona, en cobros de sobresueldos, en cobros en negro, se manifiesta ahora de forma clara en la comparecencia del día 1, como la última oportunidad que tiene de decir la verdad en sede parlamentaria.

Porque si el presidente del Gobierno no aprovecha esta oportunidad de decir la verdad en el Parlamento, parece que efectivamente sus secretarios generales tendrán que decir la verdad en sede judicial.

La estrategia del silencio, la estrategia que están llevando a cabo durante meses, la estrategia del silencio en Génova, la estrategia el silencio en Moncloa, la estrategia del silencio en el Congreso de los Diputados, esa estrategia ya no sirve. Ha tenido efectos verdaderamente perversos para la credibilidad del Gobierno como presidente del partido –es el máximo responsable del Partido Popular-, ha tenido efectos claramente destructores de la credibilidad del presidente del Gobierno, y está teniendo efectos muy negativos para la credibilidad de España y para la fortaleza de nuestra democracia.

Por eso espero y le exijo indudablemente al presidente del Gobierno que no haga caso a sus estrategas de cabecera, que le han estado alentando y preparando esta estrategia del silencio y que el día 1 sea muy consciente de que es su última cita, su última oportunidad para que la verdad en sede parlamentaria pueda ser explicable por el máximo responsable del Partido Popular, hoy su presidente, pero el que ha estado dentro del órgano de la dirección del partido durante muchos años.

Por lo tanto espero que el día 1 el Presidente del Gobierno reflexione, cambie de estrategia y venga al Parlamento a lo que tiene que venir, a lo que le exige toda la ciudadanía, a decir la verdad sobre esta presunta trama de corrupción que de Gürtel ha pasado a Bárcenas y de Bárcenas ha pasado a ser el caso de Mariano Rajoy Brey”.