Soraya Rodríguez lamenta "el ajuste de cuentas de la derecha" con el Estado del bienestar

La portavoz del GPS ha incidido en la "responsabilidad" del Ejecutivo en la_x000D_ actual situación, sobre todo en el aumento del paro

La portavoz socialista en el Congreso de los Diputados, Soraya Rodríguez, ha lamentado este domingo en Navarra el "ajuste de cuentas de la derecha más extrema contra el Estado de Bienestar", que a su juicio suponen las políticas económicas y sociales que ejecuta el Gobierno del PP.

Así lo ha señalado durante el Día de la Rosa, celebrado por el PSN en el municipio navarro de Peralta, donde en un acto político ha incidido en la "responsabilidad" del Ejecutivo en la

actual situación, sobre todo en el aumento del paro y en el deterioro de la vida de las personas dependientes por el recorte en sus ayudas.

Se ha referido al anteproyecto de presupuestos, donde "se incrementa en 10.109 millones nuestra deuda pública, pero no hay ni un solo estímulo a la economía", y ha asegurado que ese dinero se

destina a la ayuda a bancos como Bankia, lo que supone "colocar en la espalda de todos los españoles" una deuda que es "exactamente los 10.000 millones que quitamos en sanidad y educación este año".

Al respecto, ha calificado al de Mariano Rajoy como un "Gobierno muy cobarde, que no da la cara, fundamentalmente el presidente. El suyo es un gobierno que no tiene argumentos para

poder defender con coherencia y un mínimo de sinceridad por qué hacen lo contrario de lo que prometieron en elecciones".

Frente a ello, ha defendido a su partido y ha reconocido que el PSOE "es responsable de todo lo que hicimos en el Gobierno, de lo que nos equivocamos y de lo que acertamos, pero desde el 20 de noviembre no somos responsables de que a los dependientes se les estén retirando los cuidadores, o de que los pensionistas dejen las medicinas que necesitan".

También ha intervenido el secretario general del PSN, Roberto Jiménez, quien ha mostrado su "preocupación" al ver "cómo España y Navarra se están desangrando", aunque ha defendido que "las cosas se pueden hacer de otra manera" a como lo están haciendo PP y UPN en la región.