Soraya Rodríguez pide un pacto de Estado contra la violencia de género

La portavoz socialista pide a Rajoy y a la Vicepresidenta “que salgan de su silencio” y que vuelvan a incluir la lucha contra la violencia de género en la agenda de prioridades del Gobierno

La portavoz socialista Soraya Rodríguez pidió hoy en el pleno del Congreso un Pacto de Estado contra la violencia de género “porque es muy necesario”, tras recordar la “profunda cicatriz en la sociedad española” que supone el dato de 700 mujeres asesinadas en 10 años.

En su intervención en la Sesión de Control, tras preguntar a la Vicepresidenta si considera el Gobierno la lucha contra la violencia de género una cuestión de Estado, Soraya Rodríguez lamentó que no sea el propio Ejecutivo quien haya traído el debate para ofrecer desde el Gobierno este Pacto de Estado, y pidió a la Vicepresidenta que lo lidere.

“Lamentablemente”, denunció la portavoz socialista, el Gobierno del PP en dos años “no han hecho otra cosa que recortar el presupuesto dedicado a esta política, el 30% desde gobierno central y en todos los presupuestos de las CCAA donde gobiernan”.

Violencia de género en la agenda política

“Un pacto para que en el discurso político vuelva a estar la lucha contra la violencia de género”, exigió la portavoz socialista, tras denunciar que no se les escucha ni al Presidente ni a la Vicepresidenta incluir este tema cuando hablan de la agenda de prioridades políticas de su gobierno. “Y yo les pido que lo hagan ustedes al máximo nivel, que salgan de su silencio, de un silencio que no solamente se puede abandonar cada 25 de noviembre” –día internacional contra la violencia de género-

Así, Soraya Rodríguez pidió un pacto “para que no permitamos que se reduzca ni un solo euro de los presupuestos públicos para luchar contra la violencia de género”. “Un pacto –dijo- para que no retrocedamos en la prevención de la violencia como va a suceder con la desaparición de la asignatura Educación para la Ciudadanía”. “Un pacto –añadió- para que en la reforma en el Código Penal eliminemos la necesidad de denuncia de la víctima en el delito de hostilidad y acosamiento que solo garantiza la impunidad del agresor”.

“Un pacto para que no se elimine ni un solo servicio dirigido a las víctimas en los ayuntamientos en la reforma local”, señaló también Soraya Rodríguez. “Un pacto para que ninguna entidad que reciba fondos públicos como la iglesia católica pueda editar libros que lo que hacen es, atentando la dignidad de las mujeres, fomentar el sometimiento y acatamiento, que es donde está el germen de la violencia de género”, añadió. “Un pacto que reúna a todas las CCAA para que en ninguna, desde un medio público de comunicación, se pueda ilustrar un asesinato criminal con una picadora de carne, con el silencio de todo el gobierno”, explicó también