Soria defiende el preservativo y la realización de pruebas para detener sida

El ministro presenta la campaña "Actúa. Detén el sida. Unidos podemos"

El ministro de Sanidad, Bernat Soria, ha defendido este juves durante la presentación de la campaña del Día Mundial de la Lucha contra el Sida el uso del preservativo y ha aconsejado la realización de la prueba del VIH si se han tenido relaciones sexuales no seguras.

Flanqueado por un lazo rojo de cinco metros de altura que se ha colocado delante de la sede del Ministerio de Sanidad, Soria ha presentado la campaña "Actúa. Detén el sida. Unidos podemos", el lema de este año para el Día Mundial del Sida que se celebra el próximo lunes y de cuya institución se cumple el 20 aniversario.

"Detener el sida no es tarea de otros. Todos debemos comprometernos" en combatir una enfermedad que ocasiona la muerte de 1.500 personas al año en España y de la que se han notificado 76.386 casos desde el inicio de la epidemia, ha manifestado Soria.

Entre 120.000 y 150.000 personas viven con VIH en nuestro país, donde cada año se producen entre 2.500 y 3.500 nuevas infecciones. Sin embargo, más de la cuarta parte ignora aún que la ha contraído, ha asegurado el ministro.

En 2007 el 47 por ciento de los nuevos casos de sida se deben a relaciones sexuales no protegidas, de las cuales el 30 por ciento se originó en un contacto heterosexual y el 17,4 por ciento entre hombres homosexuales.

Casi el 80 por ciento de las nuevas infecciones entre 2003 y 2007 se han debido a relaciones sexuales sin protección.

El ministro ha destacado que la vida de las personas con VIH sigue lastrada por la "estigmatización" y ha subrayado que los factores que subyacen a la epidemia y que la perpetúan van más allá de lo sanitario.

Entre ellos, ha citado el estigma y la discriminación de las personas con VIH; el rechazo y la marginación de las poblaciones más vulnerables; las desigualdades de poder entre mujeres y hombres, y la discriminación de las minorías.

En este sentido, Soria ha manifestado su intención de promover un pacto social que garantice la no vulneración de los derechos de las personas con VIH en el acceso a recursos públicos sanitarios, educativos o sociales.

Una de las medidas encaminadas a este objetivo es la inclusión de la cirugía reparadora de la lipoatrofia facial -efecto secundario de disminución de la grasa en la cara causada por los primeros tratamientos antirretrovirales- en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud y que será realidad "a comienzos de 2009".

"Hasta que no haya una vacuna, la enfermedad sigue siendo una cuestión de salud pública que requiere una respuesta pública", ha agregado.

En el plano internacional, el ministro ha recordado que en el último año las nuevas infecciones fueron 2,5 veces superiores al número de personas que se incorporaron a los nuevos tratamientos.

En este contexto ha situado las contribuciones de España a los foros internacionales para erradicar la enfermedad y ha destacado la aportación de 600 millones de euros al Fondo Global de lucha contra el Sida en el periodo 2008-2010.

En el acto institucional de presentación de la iniciativa el ministro ha estado acompañado de altos cargos del departamento y personalidades del mundo del espectáculo, la judicatura, la política y las ONG.

Entre ellos figuraba el concejal del Ayuntamiento de Madrid Pedro Zerolo, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska, el diputado de Izquierda Unida Gaspar Llamazares, el presidente de Cruz Roja, José Manuel Suárez del Toro, la actriz transexual Carla Antonelli, el actor Fran Perea y el cantante Paco Clavel. <...