Soria promete una norma que garantice tiempos máximos de espera

El ministro comparece en el Congreso para explicar las principales líneas de actuación de su Ministerio

El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, se ha comprometido en el Congreso de los Diputados a regular el establecimiento de tiempos máximos de espera en procesos en los que un retraso pueda derivar en discapacidad o secuelas graves.

En esta línea, anunció que el próximo Consejo Interterritorial de Salud del 18 de junio abordará la designación de los primeros centros, servicios y unidades de referencia para garantizar la atención sanitaria en todo el territorio en condiciones de equidad a las personas con patologías que, por sus características, precisan de cuidados muy especializados.

El ministro hizo estas declaraciones en la Comisión de Sanidad y Consumo de la Cámara Baja, donde explicó cuáles serán las grandes líneas de actuación de su Departamento esta legislatura.

En su intervención, el titular de Sanidad se comprometió también a desarrollar un decreto, ya anunciado en la pasada legislatura, para garantizar la seguridad, la calidad de la atención y la confidencialidad de los datos de las mujeres en las interrupciones voluntarias del embarazo.

FINANCIACIÓN

En relación con el actual debate abierto sobre la financiación autonómica y para garantizar la sostenibilidad del SNS, Soria prometió abordar las necesidades financieras de los servicios sanitarios autonómicos en el seno del Consejo Interterritorial, cuya próxima cita es el 18 de junio, para luego trasladar el resultado de la reflexión al Consejo de Política Fiscal y Financiera.

A este respecto, tanto el PP como CiU y el Grupo Mixto afirmaron que abordar el problema de la financiación sanitaria es muy necesario para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud. Según Conxita Tarruella, de CiU, en Cataluña se necesitan 1.000 millones de euros más anuales para hacer frente a las demandas sanitarias de esa comunidad y para garantizar, por tanto, la calidad en la atención a los catalanes.

Del mismo modo, los grupos parlamentarios coincidieron también en señalar la ausencia de la salud mental en el discurso del ministro. Le pidieron, igualmente, que aborde la prevención de enfermedades que pueden derivar en dependencia y la coordinación entre la prestación de los servicios sociales y los sanitarios a las personas que ya son dependientes.

En su respuesta, el ministro reconoció no haber hablado de salud mental en su comparecencia, porque en ella, dijo, no aludió a todas las patologías. Sin embargo, aseguró que está muy interesado en los problemas psiquiátricos y que por ello se ha comprometido a desarrollar áreas de la estrategia de salud mental relacionadas con la psiquiatría infantil y juvenil.

En cuanto a las críticas del PP relativas a la segregación de la investigación biomédica del Departamento de Sanidad, su titular señaló que, dentro del Ministerio de Ciencia e Innovación, los investigadores tendrán más oportunidades y aseguró que él, como científico, seguirá interesándose por todo lo relacionado con la investigación.

SIDA Y DROGAS

Por otra parte, las políticas de prevención del Ministerio incluirán esta legislatura, tal y como explicó su titular, el desarrollo del Plan Multisectorial frente a la infección por VIH-sida, con "un enfoque amplio que desborde el limitado a la prevención y promoción de la salud y garantice la no vulneración...