Touriño promete ayudas de 50.000 euros para jóvenes que compren un pesquero y 1.500 empleos en el marisqueo

Augura que con la política del PPdeG desaparecería la pesca artesanal y la actividad extractiva en las rías "en 10 años"

El secretario xeral del PSdeG y candidato a la reelección como presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, prometió este jueves ayudas de 50.000 euros para los menores de 40 años de edad que decidan comprar un barco pesquero para iniciar la actividad extractiva, así como crear 1.500 nuevos puestos de trabajo en el sector marisquero.

En un encuentro con unos 150 bateeiros en la localidad pontevedresa de O Grove, el dirigente socialista apostó también por diseñar planes de ordenación de los recursos marinos en las rías gallegas y por fomentar las marcas de calidad que identifiquen el origen de los productos, con el objetivo de otorgarles mayor valor en el mercado.

En este sentido, valoró la consecución de una denominación de origen protegida para el mejillón de la ría y ensalzó el trabajo de la Xunta durante la pasada legislatura "por una pesca con futuro y por una Galicia con sus mares limpios y con productos de calidad que supongan un incremento en las rentas y los ingresos" de los trabajadores del sector.

"Os pido que me votéis si creéis que es bueno para vuestras familias y para el futuro de Galicia continuar el cambio", proclamó, y entendió este "cambio" vinculado a la protección del medio ambiente y del litoral, a salarios "dignos" y a educación y sanidad "en condiciones". "Decidid si vale la pena seguir un esfuerzo que no se basa en privatizar todo, sino en el interés general", solicitó.

CRITICAS AL PP

Tras esta alusión al PPdeG, continuó criticando que, de seguir en la Xunta con su política de "pan para hoy, poco y escaso, y hambre para mañana seguro", porque "dejó que se perdieran miles de puestos de trabajo en el sector pesquero. Así, pronosticó que con la gestión de los 'populares', "en 10 años desaparecería la pesca artesanal y la actividad extractiva en las rías".

"El PP permitió una reducción brutal del número de barcos y olvidó las políticas sociales para pescadores y mariscadores", reprobó. Así, ante un auditorio que no consiguió completar el aforo al que aspiraba, lo que motivó la retirada de tres filas de sillas antes del inicio del acto, Touriño rechazó el "modelo competitivo" del PP basado en conseguir inversiones de empresas en "una Galicia en la que es fácil obtener beneficios porque se pagan salarios bajos".

"Como presidente no permitiré que nuestro patrimonio natural se destruya para enriquecer a unos pocos, como hizo el PP", aseguró, tras criticar los "estragos urbanísticos" de Francisco Camps en Valencia, los "espías" de Esperanza Aguirre en Madrid y los "consejeros corruptos" de Jaume Matas en Baleares. "Yo quiero una Galicia limpia", sentenció Touriño.

BALANCE

Touriño aprovechó el encuentro con los bateeiros para hacer un balance de la pasada legislatura y, en primer lugar, se refirió al 'Prestige' para asegurar que "hoy Galicia está en condiciones de responder ante una catástrofe" similar. "Porque la gente del mar alzó su voz y porque hubo un cambio de gobierno, logramos convertir a Galicia en la comunidad con más medios para luchar contra la contaminación", proclamó.

Asimismo, destacó la construcción de depuradoras en todas las rías "para protegerlas y sanearlas" y lamentó la "herencia" que dejó el PP en este ámbito. "Nos dejó la...