Touriño promete eximir de las tasas universitarias a los hijos de los parados

El líder de los socialistas gallegos interviene en los Desayunos del Foro Europa Press en Madrid

El presidente de la Xunta y candidato a la reelección, Emilio Pérez Touriño, ha anunciado este miércoles que, a partir del próximo curso, los hijos de trabajadores en paro no pagarán tasas universitarias, con el fin de evitar que el impacto de la crisis se

traduzca en un retroceso en la igualdad de oportunidades.

Pérez Touriño ha hecho este anuncio durante su intervención en los desayunos de Europa Press, en los que ha estado arropado por numerosos dirigentes socialistas, entre ellos los ministros de Industria, Trabajo, Igualdad y Educación.

"Declararemos la exención de matrícula para todos aquellos estudiantes cuyas familias no tienen más ingresos que el subsidio de desempleo", ha añadido.

El dirigente socialista, que ha cerrado el ciclo de conferencias que han tenido como protagonistas a los líderes gallegos que se presentan a las elecciones autonómicas, ha incidido en que en estos momentos de crisis económica "no es momento de escurrir el bulto, sino de arrimar el hombro".

"A los dirigentes del PP debo decirles que no es la hora de los reproches. Es el momento de la acción. No es hora de buscar culpables, sino de sumar esfuerzos", ha sentenciado Pérez Touriño.

Ante el inicio de la campaña electoral, el candidato socialista ha reclamado que se presenten propuestas, frente a las tentaciones de "dividir un país para ganar las elecciones".

"No podemos alimentar la discordia, ni abrir heridas difíciles de suturar, por interés de partido", ha alegado Touriño, quien ha pedido que "no se siembre la resignación" en este momento en que lo que se precisa es "más determinación que nunca".

En este sentido, ha expresado su convencimiento de que sólo trabajando unidos "anticiparemos la recuperación económica" y "seremos capaces de convertir los problemas actuales en un nuevo manantial de oportunidades".

El dirigente gallego se ha comprometido a continuar con el proceso de cambio y completar la transformación iniciada hace cuatro años, si gana las elecciones, y ha dicho que uno de sus objetivos es lograr que Galicia alcance en 2013 la renta media europea por habitante.

Otro de sus objetivos, según ha explicado Touriño, es dar fuerza a Galicia: "robustecer su musculatura. Incrementar su peso y presencia en la sociedad del conocimiento", ha comentado.

Así, ha defendido la necesidad de que se evite cualquier tentación al aislamiento, al señalar que "sería suicida pensar que en el mundo actual podemos avanzar en solitario, como náufragos que no cuentan con nadie".

Por ello, ha apostado por una Galicia abierta en todas las direcciones, firme en su capacidad de autogobierno, plenamente española y europea, orgullosa de su identidad, volcada en la preparación de sus ciudadanos, integradora y tolerante.

"Esa es mi idea de una Galicia fuerte. Una Galicia con los poros abiertos al mundo y vocación universal. La Galicia que propongo para ser construida entre todos los gallegos", ha concluido.