Trinidad Jiménez considera "discriminatorio" dar subvenciones a padres que optan por un modelo que separa a los alumnos

El PSOE pide ampliar las compras conjuntas en Sanidad para ahorrar 1.500 millones de euros

La secretaria de Política Social del PSOE, Trinidad Jiménez, considera "discriminatorio" dar subvenciones públicas a padres que optan por un modelo de educación diferenciada y ha defendido que esta postura no impide la libertad de elección del centro educativo que consideren mejor para sus hijos.

"Si hay padres que quieren, por las razones que sean, bien morales o pedagógicas, que sus hijos vayan a escuelas que diferencien los sexos, creo que no tienen que recibir ningún tipo de subvención pública porque es discriminatorio, que vayan a un colegio privado. Que tomen la decisión que quieran tomar para garantizar la libertad de elección de centro, pero no con subvenciones públicas", ha afirmado en declaraciones a ABC Punto Radio recogidas por Europa Press.

Asimismo, ha reiterado los fallos del Tribunal Supremo, que rechazan los conciertos a los centros que separan a los alumnos por razón de sexo, y ha señalado que el Gobierno tiene que "acatar" estas sentencias y no entre en debates para "justificar" que es necesario ofrecer subvenciones a las escuelas diferenciadas. "Yo creo que es importante que en pleno siglo XXI haya una sana convivencia entre chicos y chicas para su propio desarrollo y madurez emocional", ha apostillado.

A su juicio, no ve posible una "educación en igualdad" separando a niños y niñas y ha subrayado que ambos tienen que ser educados "de la misma manera" porque es la "única forma de garantizar que después se sientan personas, ciudadanos, iguales".

Asimismo, ha criticado que el ministro José Ignacio Wert se escude en el Convenio de la Unesco de 1960 para defender la educación diferenciada porque "las condiciones y circunstancias han cambiado muchos" desde entonces.

CENTRAL DE COMPRAS DE MEDICAMENTOS

La secretaria de Política Social del PSOE, Trinidad Jiménez, ha recordado que su grupo político ha solicitado "por activa y por pasiva" que se ponga en marcha la central de compra, algo que "parece que este viernes se va a hacer para el tema de las vacunas". Según su criterio, "se podría haber ahorrado ya entre 1.500 y 1.700 millones de euros" y ha señalado que "debería haberse hecho ya".

Por otra parte, Jiménez ha hecho referencia a la "injusticia social y los efectos de contagio" que va a suponer no atender a los inmigrantes irregulares. "Todos saben que el ahorro es pequeño y que las consecuencias sobre la gente van a ser graves", subraya.

Al respecto, ha asegurado este viernes que los agobios económicos que acarrea la Sanidad se deben a "un problema de facturación por parte de los hospitales", mientras que exculpa a

los inmigrantes irregulares porque "son los que menos la usan".