Trinidad Jiménez denuncia que "la decisión de retirar la tarjeta sanitaria a los emigrantes españoles es contraria al derecho europeo"

La Secretaria de Política Social del PSOE pide al Gobierno que rectifique "este nuevo recorte en el derecho a la sanidad", que "afecta fundamentalmente a los españoles que se ven obligados a emigrar en busca de trabajo o formación" y que "no tiene ninguna justificación"

La secretaria de Política Social del PSOE, Trinidad Jiménez, ha denunciado hoy en el Congreso que la decisión de retirar la tarjeta sanitaria a los emigrantes españoles es contraria al derecho europeo: “En contra de lo que en esta Cámara le escuchamos decir al Presidente del Gobierno, la legislación europea no sólo no exige esta limitación a 90 días, sino que este nuevo recorte es contrario al derecho comunitario y al principio de libre circulación de trabajadores y personas en la Unión”, aseguró.

Jiménez ha defendido en el Pleno una Proposición de Ley para que el Gobierno rectifique este “nuevo recorte en el derecho a la asistencia sanitaria en España” y “frenar una decisión más dirigida a erosionar nuestro modelo universal de sanidad” y que, en este caso, “afecta a los españoles que se ven obligados a emigrar en busca de trabajo o formación”, unas cifras “que no han dejado de crecer a causa de la reforma laboral del PP”.

La diputada socialista ha pedido al Gobierno que explique “por qué se exige ahora la residencia a aquellos que hayan agotado las prestaciones por desempleo para tener derecho a la asistencia sanitaria”, algo que sólo se exigía a los extranjeros en España pero nunca a los españoles. En segundo lugar, “por qué se ha limitado la residencia a 90 días para la sanidad, en vez de los 180 días que se consideran para la residencia fiscal”, cuando este cambio normativo –aseguró- “colisiona con la legislación europea” –concretamente, con los reglamentos europeos de Seguridad Social aprobados en 2004 y en 2009–, “así como con la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea”.

Para Trinidad Jiménez este “nuevo recorte en el derecho a la sanidad, que el Gobierno ha tratado de ocultar, y sobre el que no ha dado ninguna explicación” no tiene “ninguna justificación, ni ninguna razón de ser”, y ha rechazado el argumento que “el Gobierno suele esgrimir de forma engañosa sobre el turismo sanitario y el fraude, para tratar de justificar unos recortes injustificables”. “Mejoremos los controles. Mejoremos la gestión de cobros a terceros. Pero en ningún caso la lucha contra el fraude exige restringir derechos o excluir a personas de la sanidad pública, que es lo que este Gobierno ha hecho”, ha dicho.

En su intervención, Trinidad Jiménez ha denunciado “el cambio de modelo y la ruptura del consenso sobre la configuración de nuestro Sistema Nacional de Salud” llevado a cabo por el Gobierno de Mariano Rajoy “de manera unilateral y a pesar del rechazo unánime político, profesional y ciudadano”. La dirigente socialista ha puesto encima de la mesa la “petición unánime de la mayoría de los grupos políticos, profesionales sanitarios y organizaciones sociales de volver a garantizar por Ley el derecho de todos los ciudadanos a la protección de su salud y a una asistencia sanitaria pública, gratuita y universal”. “Esta iniciativa les vuelve a brindar la oportunidad de abrir el debate, para corregir sus numerosos errores y recuperar el consenso que ustedes han roto y que ahora tanto reclaman”, ha proclamado.

“Dejen ya de repetir que la sanidad sigue siendo universal, cuando cientos de miles de personas se han quedado sin tarjeta sanitaria. Dejen de repetir que tenemos una sanidad gratuita, cuando el nuevo copago farmacéutico está impidiendo que algunas personas tomen su medicación correctame...