Trinidad Jiménez destaca que "la movilización del sector sanitario ha conseguido paralizar la privatización de la sanidad en Madrid"

El PSOE denuncia el deterioro de la sanidad pública y el perjuicio en la salud de los españoles y subraya la "unanimidad en el rechazo" al sistema que el PP pretende imponer

La secretaria de Política Social del PSOE, Trinidad Jiménez, ha denunciado hoy en el Congreso el “deterioro” del Sistema Nacional de Salud como consecuencia de los recortes sanitarios llevados a cabo por el Gobierno, que “han perjudicado de manera grave el sistema público de salud y la salud de los españoles”, y ha puesto de manifiesto la “unanimidad en el rechazo al sistema” que el PP pretende imponer.

La dirigente socialista ha destacado que “la movilización extraordinaria del sector sanitario, la fuerza demostrada en la calle ha conseguido paralizar la privatización de la sanidad pública en Madrid” y ha provocado que “otras comunidades que tenían los mismos proyectos, lo hayan visto como una advertencia para no seguir adelante”.

En la inauguración de la Jornada Parlamentaria “Un año de recortes sanitarios: un año de desigualdad”, organizada hoy en el Congreso por el Grupo Parlamentario Socialista, junto con Izquierda Plural y la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad, Jiménez ha denunciado el “ataque directo a la universalidad” del Sistema Nacional de Salud, que ha supuesto la “ruptura del consenso que había imperado en últimos 35 años y que había permitido construir, entre todos, un sistema sanitario de referencia en cuanto a equidad, calidad y prestigio”.

Junto a ello, ha criticado también la adopción de otras decisiones que “van mermando la calidad del servicio” -menos inversión pública, menos contratación de profesionales, menos prestaciones de servicios, o el copago- y que “penalizan, especialmente a los crónicos, a las personas mayores y a los más desfavorecidos”.

Decisiones que, por otra parte, “tampoco tienen justificación desde el punto de vista económico”. “La sanidad pública en España es relativamente barata” –ha señalado-, con un gasto del 5% del PIB, mientras que en otros países ronda el 7%. “Tenemos la sanidad más barata, con la cartera de prestaciones de servicios más completa, y con un grado de facilidad de acceso de los pacientes al sistema, que ha permitido que España tenga algunos de los mejores indicadores de salud”. Jiménez ha puesto de manifiesto que, en países como Holanda o Gran Bretaña, que han sufrido procesos de privatización sanitaria, “se ha incrementado el gasto” y se han tenido que rescatar algunos hospitales.

La diputada socialista ha advertido del riesgo de que “poco a poco, la sanidad pública vaya desprendiéndose de los principales elementos de cohesión para la ciudadanía y quede como una sanidad residual”, mientras que “la gente decidirá ir suscribiendo sistemas privados para tener la cobertura que la sanidad pública ya no les da”.

“Las costuras del sistema pueden estallar por falta de inversión, por el proceso de privatización encubierto y por la falta de profesionales”, ha dicho. No obstante, a pesar de este “panorama negativo”, considera que “estamos todavía en condiciones de rescatar la sanidad pública”.

“No podemos permitir que con la excusa de la sostenibilidad se desmantele el sistema público de salud. Hay alternativas a lo que está haciendo el Gobierno, que nos permiten mantener un sistema público de calidad y de prestigio, universal y gratuito, que pueda ser sostenible para garantizar su funcionamiento en el futuro”, ha asegurado Trinidad Jiménez, quien ha apuntado que lo que sucede es que se quiere favorecer&rdqu...