Trinidad Jiménez explica la segunda fase de la campaña contra la gripe A

Sanidad recomienda a todos los colectivos vulnerables que acudan a vacunarse

La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, ha hecho este miércoles un llamamiento a todos los colectivos vulnerables para que acudan a vacunarse el próximo lunes contra la gripe A, y ha informado de que, para las embarazadas, su departamento ha adquirido 400.000 dosis de vacunas "no activadas".

Jiménez ha relatado que estos últimos fármacos, sin sustancias que aumenten la potencia inmunológica del virus, cuentan con una eficacia y seguridad "muy probada" frente a la gripe estacional.

La ministra de Sanidad, quien ha presentado en rueda de prensa la segunda fase de la campaña sobre la pandemia, ha explicado que el uso del fármaco diferenciado para embarazadas está pendiente de la autorización de las agencias nacionales del medicamento de Francia, Alemania, Bélgica y España.

Por esta razón, la inmunización de las mujeres en estado, con la vacuna encargada al laboratorio Sanofi Pasteur, podría comenzar "tres o cuatro días más tarde" de la fecha de inicio prevista para el resto de grupos de riesgo, el 16 de noviembre.

Los centros de salud contarán el lunes con cuatro millones de dosis, pero durante la primera semana de vacunación llegará el resto del contingente encargado por el Ministerio.

Los grupos prioritarios de vacunación con el tratamiento coadyuvado, que cuenta con todas las condiciones de seguridad, según la ministra, son el personal sanitario, los trabajadores de servicios públicos esenciales y las personas mayores de seis meses con enfermedades crónicas.

Se inoculará de forma simultánea a todos ellos, y también a las embarazadas, una sola dosis, aunque los niños entre seis meses y dos años recibirán dos, si bien "todo apunta" a que los ensayos clínicos determinen finalmente una sola inyección para esos tramos de edad.

Sanidad cree que a los colectivos vulnerables se destinarán 10 de los 37 millones de tratamientos que ha comprado este departamento, en previsión de que se emplearan dos dosis o de que se ampliaran los grupos poblacionales susceptibles de vacunación. En cuanto al excedente, se estudiará si pasa al canal privado o si se guarda para el próximo año.

En ningún caso se ha aplicado un criterio "restrictivo" para distribuir la vacuna, ha pormenorizado Jiménez, quien ha insistido en que la población sana no tiene ninguna necesidad de inocularse porque se trata de una "enfermedad leve".

"La prevención es la mejor medida" es el lema de la campaña de Sanidad, en la que ha invertido más de 800.000 euros, y cuyos mensajes se exhibirán en carteles sobre mobiliario urbano, en prensa escrita, en cuñas radiofónicas y en Internet, dejando para más adelante los anuncios en televisión. En Internet se mantiene la web www.Informaciongripea.Es y, como novedad, se facilitarán fichas informativas sobre vacunación y otra especial para embarazadas.

Jiménez ha hecho un llamamiento a la "responsabilidad" del personal sanitario, tradicionalmente reacio a vacunarse, para evitar su contagio y sobre todo el de las personas enfermas a las que atienden y que pueden sufrir complicaciones.

En cuanto a la fecha de comercialización en el canal privado de las vacunas, siempre con receta, ha precisado que dependerá de cuándo las empresas estén en condiciones de proveer a los particulares, algo que podría producirse en diciembre o enero.

La ministra ha apuntado que la tasa de incidencia de la gripe A ha experimentado un "ligero incremento" ésta última...