Una historia autobiográfica sobre la emigración gallega en Buenos Aires, premiada en el Certamen Literario Ramón Rubial

El objetivo de estos galardones es rescatar de la memoria historias de la emigración española

Una historia autobiográfica sobre la emigración gallega en Buenos Aires escrita por María García Campelo, de Cambre (La Coruña), y titulada 'Estuvimos cantando' fue reconocida hoy en la II edición del Certamen Literario Ramón Rubial.

El acto de entrega de los premios, cuyo objeto es rescatar de la memoria historias de la emigración española, tuvo lugar esta tarde/noche en el Palacio de Fernán Núñez de Madrid y estuvo presentado por el periodista Pedro Blanco.

La ganadora del certamen aseguró que, en Argentina le ha ido "bien", pero siempre tenía "algo en otro lado" y ese lado es su "lugar". Campelo destacó la dureza de la aclimatación y relató que, en los años 80, fue obligada a asumir la nacionalidad argentina, renunciando jurídicamente a la española, que ahora pretende recuperar.

El jurado --formado por el escritor Juan Cruz, la periodista y escritora Mari Pau Domínguez y los periodistas Félix Santos y Montserrat Domínguez-- concedió el segundo premio al relato 'La novena ola', una historia sobre la emigración gallega en Francia, de Dolores Soler-Espiauba experta en la literatura de emigración y autora de decenas de relatos.

Durante el acto, el ministro de Educación, Angel Gabilondo, aseguró que "la literatura es una fiesta de la memoria, y ésta es un gran acuerdo social y político, que es lo que estamos intentando conseguir en este país", y animó a los ciudadanos "a profundizar en la literatura, en la memoria y en el pensamiento, pues solo así tendremos posibilidades de elevar nuestros niveles de bienestar".

"Junto a la literatura, solo hay algo capaz de elevar el espíritu del hombre, que son las convicciones ideológicas, las mismas que tenía Ramón Rubial", añadió.

Por su parte, el vicepresidente Ejecutivo y responsable de la Fundación IDEAS, Jesús Caldera, señaló que España ha sido históricamente un país de emigrantes, y recordó que el envío de las remesas monetarias que mandaban los españoles a casa, junto a la eclosión del turismo, fue el puntal que permitió equilibrar la balanza comercial durante de España en las décadas de los 60 y 70, al margen de su innegable contribución a la paulatina apertura del Régimen franquista y, en definitiva, a la Transición a la Democracia.

Jimena Sanclemente, directora del Instituto Ramón Rubial, destacó la cantidad y calidad de las obras presentadas e incidió en que supone una forma más de difundir valores como la solidaridad, la defensa del espíritu humanista, la promoción universal de los derechos humanos, el compromiso con la libertad y la lucha contra cualquier tipo de represión, "los cuales inspiraron en su día a Ramón Rubial y a Carmen García Bloise a crear una plataforma de apoyo a los ciudadanos que, por circunstancias no siempre queridas, viven y trabajan lejos de su tierra".