Valenciano asegura que en las elecciones europeas empieza "el cambio de rumbo", después de que las políticas de la derecha solo hayan generado pobreza, desesperación y antieuropeísmo

Si los socialdemócratas consiguen mayoría en el Parlamento Europeo y tienen la Presidencia de la Comisión Europea "podríamos empujar, ya sin excusas, para que la UE se meta a fondo en un plan de empleo juvenil"

La Vicesecretaria General del PSOE y cabeza de lista al Parlamento Europeo, Elena Valenciano, aseguró hoy que las elecciones europeas van a suponer el inicio del “cambio de rumbo” después de que las políticas de la derecha solo hayan generado pobreza, desesperación y antieuropeísmo.

En estos comicios -dijo- “hay que decidir el cambio en Europa”, que lleva una década gobernada por la derecha, “una década de pobreza, desesperación, antieuropeísmo, xenofobia y falta total de expectativas”. Para cambiarlo, “necesitamos una mayoría progresista en el Parlamento, que será “el Parlamento de mayor capacidad de decisión de toda la historia de la UE”.

De cara al arranque de la campaña, Valenciano le ha pedido a los máximos dirigentes provinciales del PSOE, con quienes se ha reunido en la sede de Ferraz, que “transmitan tres ideas: la importancia de lo que decidimos en estas elecciones europeas, aunque el PP va a tratar de hacer una no campaña; que solo puede arreglar y cambiar la UE una fuerza como la socialdemócrata y que el PSOE está listo y preparado para dar esa batalla”.

Tres ideas a la que se une otra “fundamental” y “de fondo”: “No puede ser que estas elecciones las vuelva a ganar el PP”. Estos comicios “no pueden ser la confirmación de la gestión política desastrosa que ha hecho Mariano Rajoy”.

Cambiar el rumbo en Europa y en España

Y es que las próximas elecciones europeas –señaló- “son tan importantes como lo serían unas elecciones generales”, “solamente que el campo de juego es el campo europeo”. “Son decisivas para Europa, que se juega seguir unida o acabar de desunirse, son decisivas para España, porque las políticas de los próximos años determinarán el futuro de este país” y “son decisivas para que el PP en España escuche que esta no es la manera de salir de la crisis”.

Además, añadió, “no podemos acabar esta campaña a las elecciones europeas dándole un cheque a Mariano Rajoy para que de manera total y absolutista acabe de destrozar la esperanza de este país. Lo último que puede pasar es que el PP vea refrendada su actitud y su política en estas elecciones al Parlamento Europeo”.

En este sentido, aseguró que el PSOE “tiene opciones y puede ganar, tanto en España como en el resto de Europa”. “El Partido Socialista quiere, puede, tiene ganas, es necesario que recuperemos en esta campaña, en esta tarea, la fuerza que el PSOE siempre ha demostrado”, frente a una derecha “desarbolada”, “que no tiene un proyecto que presentar para España ni para Europa” y que “está acuciada por una extrema derecha que ocupa cada vez más espacio político en la UE”. Así, apuntó que “el PP, acuciado por su ala más dura, por su tea party particular, acaba también abrazando los argumentos y la política de la extrema derecha”.

“Frente a la derecha y la extrema derecha, frente a esos partidos que están a nuestra izquierda y que claman y claman, pero poco hacen, poco gobiernan y poco proponen, la gran familia socialdemócrata europea aparece en la escena como la solución a una UE que en los próximos años acabará de unirse o acabará de deshacerse”, añadió.

Esta campaña es –además- “la que va a hacer que el PSOE empiece a cambiar el rumbo de lo que han sido estos ...