Valenciano defiende una Europa que no se detenga hasta conseguir empleos dignos para los jóvenes, las mujeres y los trabajadores; una Europa muy distinta a la de Cañete y Rajoy

"Defiendo una Europa donde las mujeres somos iguales, tenemos los mismos derechos y la misma inteligencia y dignidad que los hombres"

“Yo defiendo una Europa distinta a la de Cañete y Rajoy”, ha dicho hoy la número uno de la candidatura del PSOE al Parlamento Europeo, Elena Valenciano. “Defiendo una Europa donde las mujeres somos iguales, tenemos los mismos derechos y la misma inteligencia y dignidad que los hombres”.

Así se expresaba la candidata, ante las más de tres mil personas, con las que ha compartido esta mañana un mitin-Fiesta de La Rosa, en Valencia. “Hemos ganado el debate a Cañete –les ha dicho- y vamos a ganar las elecciones del 25 de mayo”.

Defiendo una Europa que no se detenga

Explicando el modelo de Europa que quieren impulsar los socialistas, si ganan estas elecciones, ha asegurado que los socialistas defienden “una Europa que no se detenga hasta conseguir empleos dignos para los jóvenes, las mujeres y los trabajadores” y que no se detenga tampoco hasta lograr erradicar la precariedad y la pobreza que padecen muchas familias.

Valenciano ha añadido que defiende, además, una Europa que no se detenga hasta acabar con los paraísos fiscales, porque Europa pierde cada año más de un billón de euros por fraude fiscal y ese dinero hay que recuperarlo y devolvérselo a los ciudadanos. “Hay que sacar el dinero de los paraísos fiscales que tanto visitan los dirigentes del PP”.  Y también ha asegurado que los socialistas y van •a erradicar el fraude fiscal y las amnistías fiscales, como la que ha hecho el PP”.

Una Europa sin fronteras

La candidata socialista ha vuelto a apelar hoy en Valencia a una Europa sin fronteras y ha explicado que los socialistas no van a permitir que cuaje ese esquema de los países del Norte con riqueza, empleos bien remunerados e  inversiones y los países del Sur con pobreza, salarios bajos y ciudadanos sin futuro.

“Necesitamos la solidaridad –ha dicho-; no quiero fronteras entre el Norte y el Sur ni entre quienes tienen trabajo y quienes no lo tienen, porque no estamos de acuerdo en ser europeos de segunda”.

No quiero que nadie le imponga a una mujer ser madre

Elena Valenciano ha hecho, además, una rotunda apelación a la libertad de las mujeres y a ejercerla también plenamente respecto a su maternidad. En este punto y dirigiéndose a Rajoy, Cañete y Gallardón, la candidata socialista ha hecho una de las afirmaciones que más aplausos ha levantado entre su auditorio: “No quiero que nadie le imponga a una mujer si es madre o no y mucho menos un ministro o un obispo”.

Ha reiterado su especial compromiso con los jóvenes, las mujeres y los trabajadores y ha pedido a todas las mujeres y a todos los hombres que aman a las mujeres a decir un “gran NO” a Rajoy con su voto el próximo 25 de mayo.