Valenciano denuncia que en España aumenta la brecha salarial entre hombres y mujeres

La dirigente socialista culpa de ese incremento a las políticas económicas y sociales del PP

La Vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ha denunciado el aumento de la brecha salarial que se ha producido en España, donde a día de hoy una mujer tiene que trabajar casi 3 meses más que un hombre para ganar el mismo salario.

En su cuenta de Facebook y con motivo del Día Europeo de la Igualdad Salarial, Valenciano ha recordado que gracias a la “batalla que dieron colectivos, asociaciones, sindicatos y muchas mujeres” -una batalla a la que se sumó el Partido Socialista-, en 2008 la Unión Europea eligió simbólicamente la fecha del 22 de febrero para denunciar que una mujer europea tuviera que trabajar 1 mes y 22 días más al año que un hombre para ganar, en un puesto de trabajo equivalente, el mismo salario.

“Lo más alarmante es que esta distancia, en lugar de acortarse, se ha hecho más profunda en nuestro país”, en gran medida, por la reforma laboral del Partido Popular, hasta situarse hoy en el 22,5%.

La dirigente socialista aporta cifras de los dos últimos trimestres, en los que 191.700 mujeres se han quedado sin trabajo frente a 80.600 hombres. “Con esta reforma laboral se ha alcanzado la mayor destrucción de empleo femenino de toda la historia, con 131.000 mujeres que se han quedado sin trabajo”, escribe Valenciano.

La número dos del PSOE también achaca el aumento de la brecha salarial y del desempleo femenino a los recortes en sanidad, educación y servicios sociales, al freno de la Dependencia, a la supresión del plan de escuela de 0 a 3 años… “Es muy preocupante que más del 97% de las personas inactivas por dedicarse a cuidados de sus hijos o personas dependientes sean mujeres”, ha declarado Valenciano, que subraya que “Rajoy ha pensado en las mujeres para que se ocupen de lo que el Estado social jibarizado ya no se va a ocupar”.

“Para que se cumplan los planes de este gobierno en el desmantelamiento de los poderes públicos y que la sociedad no se pare, las mujeres deben volver a casa a cuidar de los niños y niñas, de los enfermos y de las personas dependientes. De paso, además, se aligera la presión sobre el mercado laboral”, añade Valenciano, que denuncia que “con la desigualdad salarial avanza la pérdida de autonomía y de libertad de las mujeres. Ha vuelto la derecha”, concluye.