Valenciano dice que para que las palabras de Rajoy sobre la corrupción tengan credibilidad, “debe dar explicaciones sobre los presuntos corruptos que llevan mucho tiempo en su partido”

La Vicesecretaria General del PSOE, rechaza la violencia contra los representantes públicos, pero cree que “hay que atender a la desesperación de la gente”

La Vicesecretaria General del PSOE, Elena Valenciano, ha dicho esta tarde que “comparte” las palabras de Rajoy sobre que España no es un país corrupto, pero que “para que esas palabras, cuando las dice Rajoy tengan credibilidad, él debería dar unas cuantas explicaciones sobre los presuntos corruptos que llevan mucho tiempo en el aparato de su partido”.

Desde Mérida donde la dirigente socialista participa en el foro de debate “Diálogos Ciudadanos” organizados por los socialistas de Extremadura, Valenciano ha apostado por hacer una defensa de la política democrática “que hay que poner al día como instrumento de la gente, porque cuanto más pequeña hagamos la política, más grande será el espacio que ocupen aquellos poderes que no controlan los ciudadanos”.

Preguntada por los periodistas por los escraches a políticos, la número dos del PSOE ha rechazado la violencia contra los representantes públicos, pero ha apostado por mantener “un equilibrio” para “también escuchar a la gente que está sufriendo”, ha explicado.

“Yo rechazo la violencia, sea la que sea, contra los representantes públicos y la gente en general. Todo lo que es coacción es rechazable. Pero también creo que hay que atender a la desesperación de la gente que está sufriendo mucho y necesita protestar y pedir ayuda”, ha afirmado.

Elena Valenciano también se ha referido a las declaraciones de Mariano Rajoy, sobre los desahucios, en las que el Presidente del Gobierno aseguraba entender el “malestar” de la gente y “lo que supone que uno tenga que abandonar su vivienda”. Al respecto, la Vicesecretaria General del PSOE ha contestado que “Rajoy no se ha enterado de nada, porque la gente no es que tenga malestar es que está desesperada y este Gobierno no quiere dar una solución de fondo al problema de los desahucios”, ha finalizado.