Valenciano (PSOE) pide "cautela" hasta que el juez investigue antes de "sentenciar políticamente" a Venezuela

La secretaria de Política Internacional del PSOE, Elena Valenciano, pidió este martes "cautela" y "prudencia" hasta que la Justicia investigue y aclare si hubo colaboración entre el Gobierno de Venezuela, ETA y las FARC, antes de "sentenciar políticamente" a Caracas.

Valenciano recalcó a Europa Press que sería "un hecho gravísimo" que el Gobierno venezolano o sus fuerzas de seguridad hubiesen dado cobertura a ETA y a las FARC pero añadió que hay que dejar que el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco investigue lo que apuntó en un auto hecho público ayer.

La dirigente socialista recordó que ayer mismo el Gobierno de Hugo Chávez negó públicamente cualquier colaboración y, además, que el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, se puso en contacto con Caracas --con su homólogo y con el propio Hugo Chávez-- para pedir las explicaciones oportunas.

En todo caso, señaló que la vía judicial discurre de manera independiente de los contactos políticos y abogó por esperar a conocer las conclusiones de la investigación del juez antes de hacer un juicio político al Gobierno de Hugo Chávez.

Valenciano se expresó así después de que diversos dirigentes del PP, empezando por su presidente Mariano Rajoy, hayan instado al Gobierno a convocar al embajador venezolano en Madrid y a pedir perdón a los españoles por sus "amistades peligrosas", y a Moratinos a comparecer ante el Congreso.

EL GOBIERNO TAMBIEN ESPERA AL SUMARIO

De este modo, la responsable de Política Internacional del PSOE se sumó a la posición del Gobierno de esperar al desarrollo del sumario abierto por el juez Velasco para ver si se prueban las acusaciones de colaboración con ETA y las FARC.

El auto publicado ayer por el juez Velasco sostiene que en agosto de 2007, un etarra identificado con el alias de 'Martín Capa', cuya identidad se desconoce, e Ignacio Domínguez Achalandabaso impartieron en una finca de la selva venezolana un curso de unos 20 días a 13 miembros de las FARC sobre el manejo de explosivos y la utilización de teléfonos móviles como mecanismo iniciador de las cargas explosivas.

Los asistentes a este curso, según el auto, fueron acompañados por una persona que vestía un chaleco con el escudo de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) de Venezuela y escoltados por un vehículo militar, según detalla la resolución judicial.