Valeriano Gómez asegura que el empleo está "muy cerca" de alcanzar "el equilibrio"

Anuncia que convocará "pronto" a los interlocutores sociales para comenzar el diálogo sobre la reforma de las políticas activas

El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, afirmó este miércoles que el empleo está “muy cerca” de alcanzar “el equilibrio” y lograr que no se destruya empleo. Así lo aseguró en la rueda de prensa de valoración de los datos de paro de octubre, donde subrayó que, “más allá del dato estacional, vamos lentamente, progresivamente

y sostenidamente alcanzando la situación de equilibrio y de que ya no se destruya empleo”. “Todavía no ha llegado (el momento de equilibrio), pero estamos ya muy cerca”, aseguró Gómez, quien también destacó el comportamiento de la afiliación a la Seguridad Social.

Así, a pesar del incremento del desempleo en octubre y de la leve caída de la afiliación a la Seguridad Social, Gómez defendió que las cifras “mejoran muchísimo” la de años anteriores y destacó que el incremento del paro se aproxima a “los niveles habituales que se registraban incluso en los años de auge”.

En este sentido, recordó que octubre es un “mes tradicionalmente malo” para el empleo y que en los últimos 10 años siempre ha crecido el paro. Asimismo, apuntó que el aumento de 68.000 desempleados de este año “se parece mucho a la media histórica, que está en torno a los 64.000”, y agregó que es inferior al de 2008 y 2009, cuando el aumento rondó los 192.000 y los 98.000 desempleados, respectivamente.

No obstante, matizó que, a pesar de esta “progresiva mejora en la situación del mercado de trabajo, que ya pudimos confirmar en la EPA, la mejora será lenta” y además, afirmó, se basará en el empleo temporal. “Nuestra salida será más lenta que en 1994”, admitió el ministro, quien recordó que la previsión del Ejecutivo es que se empiece a crear empleo neto “en la segunda mitad de 2011".

En este sentido, Gómez señaló que la recuperación irá “a caballo de un incremento de la contratación temporal”, pero subrayó que eso “no es preocupante”, sino que lo principal es que se vuelva a crear empleo. Será entonces cuando “tendremos que producir ese esquema de transformación de empleo temporal en fijo de forma intensa”, pero reiteró que eso será “después”.

Reforma Laboral

Recordó que de la crisis de 1994 “se salió incrementando mucho la contratación temporal” y que tres años más tarde, en 1997, “los interlocutores sociales alcanzaron un acuerdo para la creación de un nuevo contrato, el de fomento de la contratación indefinida”, para impulsar las transformaciones en indefinidos, “con la idea de evitar que todo contrato temporal lo sea durante mucho tiempo”.

“Es un poco la visión de esta reforma”, subrayó Gómez, quien no obstante defendió que aún es pronto para valorar el éxito de la misma. “Estamos en octubre y la reforma comenzó en junio, luego pasó todo el periodo estival de discusión y la convalidación, y se ha aprobado en septiembre”, dijo, y añadió que “creo que es muy pronto para sacar conclusiones, el Gobierno no las va a hacer todavía”.