Valeriano Gómez dice que la reforma de las pensiones es "ineludible e inaplazable"

Garantiza la "autonomía" de los agentes sociales para abordar la negociación colectiva, pero no descarta "iniciativas" del Gobierno

El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, ha asegurado que la reforma de las pensiones que se debate en el Pacto de Toledo es "ineludible e inaplazable" para sostener la Seguridad Social, al tiempo que ha garantizado que todos los cambios pendientes en materia laboral "no tienen vuelta de hoja" y que se acometerán en los plazos previstos "pase lo que pase".

"Estamos aquí para hacer las reformas pendientes", afirmó Gómez durante su primera comparecencia en la Comisión de Trabajo e Inmigración en el Congreso, para reiterar que desde el Ejecutivo se opta por el "máximo esfuerzo" por consensuar las reformas pendientes que aceleren la creación de empleo.

El ministro, que mañana comparece en la Comisión del Pacto de Toledo, apeló al "amplio acuerdo" entre los grupos parlamentarios y los agentes sociales, si bien reafirmó el compromiso de aprobar la reforma de las pensiones en la primavera de 2011, con lo volvió a dejar la puerta abierta a una aprobación vía decreto ley.

Gómez aprovechó su comparecencia para poner en valor la reforma laboral y asegurar que ésta "ya" está generando "efectos" en la contratación indefinida, al esgrimir que el contrato de fomento del empleo, con una indemnización por despido de 33 días frente a los 45 de un contrato indefinido ordinario, ha experimentado un impulso.

"Éste era uno de los objetivos de la reforma laboral", indicó. Aún así, quiso aclarar que la eficacia de la reforma laboral depende del ciclo económico, por lo que supeditó el desarrollo "pleno" de esta reforma a un contexto "adecuado" que permita aplicar lo fijado en materia de contratación y de flexibilidad interna. "El contexto de inestabilidad e incertidumbre general (...) no permite a las empresas abordar decisiones a largo plazo de contratación ni de reorganización de sus recursos", apuntó.

En una comparecencia repleta de 'guiños' a sindicatos y empresarios, con apelaciones a la apuesta del Gobierno por el diálogo social, el titular de Trabajo reiteró la intención de aprobar el fondo de capitalización (modelo austriaco) antes de junio del próximo año y de reforzar de forma "equilibrada" la casualidad de los despidos por razones económicas y técnicas en la aplicación de los ERE.

NORMATIVA DE ETT'S "EN BREVE"

El ministro también se refirió a los mecanismos de intermediación laboral de las agencias privadas de colocación (ETT's), al avanzar que Trabajo prevé presentar el desarrollo normativo en esta cuestión en un "breve plazo" de tiempo.

Asimismo, adelantó que la reforma de las políticas activas de empleo que ultima el Ejecutivo persigue un Sistema Nacional de Empleo "potente" que garantice la atención personalizada a los desempleados y estimule a éstos a la búsqueda activa de empleo.

Eso sí, advirtió de que la posibilidades de aumentar los recursos a estas políticas son "ciertamente escasas", lo que justificó en la consolidación fiscal para reconducir el desequilibrio de las cuentas públicas. "El Gobierno no va a debilitar la prioridad otorgada a la política de consolidación fiscal", aseguró.

"MARGEN DE MANIOBRA" EN F...