Valeriano Gómez propone que sea el Estado el que compre los títulos a los afectados por las preferentes sin quita en el valor nominal

Ha dicho que las participaciones preferentes constituyen el asunto más grave, el que más irregularidades ha acumulado, el mayor engaño, la mayor estafa entre las operaciones llevadas a cabo en el sistema financiero, a lo largo de su historia

Valeriano Gómez, portavoz de Economía del Grupo Parlamentario Socialista, ha propuesto esta tarde en el Congreso de los Diputados que sea el Estado el que asuma directamente comprando los títulos a los afectados por las participaciones preferentes, que no hayan sido resarcidos a través del arbitraje, sin quita alguna en el valor nominal.

El portavoz de Economía ha señalado que si las entidades financieras afectadas no pueden asumir el coste de resarcir a sus preferentistas, tiene que ser el Estado el que lo asuma, durante la comparecencia, ante la Comisión de Economía, de la presidenta de la CNMV para presentar el informe sobre comercialización de los instrumentos híbridos de capital y deuda subordinada.

El diputado socialista ha dicho que el Estado debe resarcir a los ahorradores mayores de 65 años y todos aquellos, de cualquier edad, que suscribieron preferentes u otros productos híbridos cuyo historial previo fuera el de titulares de un depósito a plazo o en cuenta de ahorro. “Con estos criterios se resarciría al 90% de los afectados. Es una cifra alta sí. Pero es que la inmensa mayoría han sido engañados. Y lo han sido por entidades financieras que luego han tenido que ser nacionalizadas”.

Gómez ha considerado a las participaciones preferentes como el asunto más grave, el que más irregularidades ha acumulado, el mayor engaño, la mayor estafa entre las operaciones llevadas a cabo en el sistema financiero, a lo largo de su historia. “Se trata de un verdadero laberinto en el que hoy se encuentran encerradas prácticamente 300.000 familias, solo contando entre las entidades financieras que han necesitado apoyos públicos: Bankia, NovaGalicia Bank y CaixaCataluña Bank”.

El portavoz de Economía ha explicado que se sabe por un informe interno de la CNMV que Bankia incumplió la normativa sobre comercialización de sus preferentes, manipulando el precio pagado por los ahorradores minoristas y el valor razonable de mercado que calculaba la CNMV. “Textualmente dice que estas malas prácticas se dieron ‘de forma no aislada o puntual’”.

Ha destacado el voto particular de la Presidenta del Consejo de Consumidores y Usuarios. “En ciertos casos, guardar silencio es la mayor mentira. El gran número de reclamaciones demuestra que existe un problema de comercialización. Qué fácil sería que el FROB hubiera requerido a las entidades bajo su control para que informaran del número de titulares de productos híbridos que al adquirir las primeras preferentes se comprobase que jamás habrían contratado un producto de inversión”. Depositantes que por carecer de experiencia jamás se les debería haber ofrecido un híbrido financiero”.

Tras indicar que “el Informe vuelve a negar el problema apelando a las formas”, el voto particular del Consejo de Consumidores y Usuarios afirma: “sin destacar que el gran número de reclamaciones y los hechos reflejados en las mismas sirven para acreditar que las entidades han dado la vuelta a las normas de protección al cliente, utilizando la documentación propia del cumplimiento normativo para protegerse de los clientes ante eventuales reclamaciones. Lo que el Informe debería destacar es que el hecho de que existan miles de test marcados con cruces de ordenador en los mismos lugares, viene a demostrar que fueron completados por las entidades conforme a pautas de comercialización preestablecidas”.

A su juicio, esto se parece más a un inmenso engaño que a un desgraciado proceso en el que la crisis produce pérdidas entre inversores bien informado...