Zapatero acusa a los presidentes autonómicos del PP de ser desleales con España

Denuncia que el PP no se responsabiliza contra el paro y la crisis económica "por interés partidista"

AGENCIA EFE. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha acusado este lunes a los presidentes autonómicos del PP de "lavarse las manos" y no responsabilizarse con el Ejecutivo en la lucha contra la crisis por "interés partidista" y ha asegurado que les hace falta "más lealtad y madurez institucional con España".

Zapatero ha lanzado esas duras críticas contra los representantes autonómicos del PP en la rueda de prensa que ha ofrecido al término de la Conferencia de Presidentes que se ha celebrado en el Senado y que no ha sido capaz de consensuar un texto contra la crisis económica.

Tras asegurar que el texto que no ha conseguido la mayoría necesaria para salir adelante incorporaba "el 80 por ciento de las propuestas que había planteado el PP", ha calificado de "triste y lamentable" que los presidentes populares hayan carecido de "altura política" para secundarlo.

A pesar de la falta de acuerdo, Zapatero ha hecho suyo ese documento y se ha comprometido a poner en práctica sus medidas "hasta las últimas consecuencias", desde las reformas laborales –que presentará en enero a los agentes sociales-, hasta la reducción del déficit público, la liberalización de los servicios, el impulso a la política industrial o la modernización de la administración.

Es, ha dicho, una obligación para el Gobierno de España "que va más allá del juego político táctico".

Zapatero ha agradecido que presidentes como la madrileña Esperanza Aguirre hayan sido sinceros al manifestar que no querían corresponsabilizarse en la lucha contra la crisis, a pesar de que, ha recordado el jefe del Ejecutivo, las comunidades autónomas tienen numerosas competencias en materia económica y gestionan las políticas activas de empleo.

A su juicio, lograr un acuerdo este lunes no era cuestión de una hora o un día más de negociación, sino de "voluntad política, de capacidad de comprometerse y responsabilizarse con los problemas del país", pero los presidentes del PP han optado por decir "no me sumo al compromiso, no quiero esa responsabilidad", "yo no me mojo".

"Lo único que sabemos es que ahora hay una serie de presidentes que se han lavado las manos", ha recalcado Zapatero, quien ha subrayado también que, con o sin su ayuda, se avanzará hacia la recuperación económica y la creación de empleo.

El presidente del Gobierno no ha ahorrado críticas a los populares, pero ha insistido en que su colaboración es necesaria y ha confiado en que en el futuro todos asuman que no deben acudir a la Conferencia de Presidentes "con un color político, con una etiqueta ni con un carné".

Deben saber, les ha dicho, que no es un foro "para que gane o pierda el PP o el PSOE", sino para que ganen los españoles.

Zapatero ha llegado a calificar de "absurdo" el comportamiento de las populares, quienes después de ver cómo el Gobierno asumía la mayoría de sus propuestas han esgrimido "las excusas más extrañas" para no sumarse al acuerdo, como alegar que el documento había llegado tarde.

Sólo ha sido posible el acuerdo en dos cortas declaraciones sobre las medidas diseñadas para luchar...