Zapatero afirma que si ganamos el 7-J "gana la gente" que quiere una Europa que responda a los problemas de la Humanidad

Reconoce que le obsesiona frenar la destrucción de empleo y renueva su compromiso de no dejar a su suerte a los que peor lo están pasando

El Secretario General, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó hoy, ante los integrantes del Comité Federal del PSOE reunido en Madrid, que en las próximas elecciones europeas los socialistas “vamos a pedir a la gente que nos apoye, porque nuestra victoria es su victoria y siempre ha sido así”.

Lo fue –explicó Zapatero-“cuando consolidamos la democracia en nuestro país; cuando universalizamos la educación y la sanidad; cuando extendimos las pensiones, cuando nos integramos en Europa o cuando extendimos las libertades, para que nuestro país fuera tolerante como ahora es”.

“Nuestra victoria en el Parlamento Europeo frente a quienes están dispuestos a establecer la jornada de trabajo de 65 horas semanales, es la victoria de quienes creen que los seres humanos son un fin en sí mismos, y no un medio para satisfacer la codicia de otros seres humanos. Si nosotros ganamos –añadió Zapatero-, gana la gente que quiere una Europa capaz de dar una respuesta del tamaño de los problemas a los que se enfrenta la Humanidad”.

Señaló que, durante la campaña electoral, el Partido Socialista, por respeto a la ciudadanía, “va a hablar” del modelo de Europa y de sociedad europea que queremos, y criticó que la derecha, promotores de una Europa a la defensiva y reducida a un gran mercado, quiera “ocultar ese debate” a los ciudadanos. Prueba de ello es que el PP ha puesto como candidato a “un político que, junto con Rajoy, fue ministro del Gobierno que más nos alejó del corazón de Europa”.

Sin embargo, el líder socialista se mostró convencido de que los españoles “tendrán memoria suficiente para recordar el papel que la derecha española jugó a la hora de debilitar nuestro espacio en Europa y no olvidar “cómo España se debilitó en Europa bajo el gobierno de la derecha, dejó de protagonizar la construcción europea y, de la mano de Bush, trató de debilitar a Europa”.

CRISIS ECONÓMICA

Durante su intervención ante los 245 miembros del Comité Federal, el Presidente del Gobierno habló también de la crisis económica y reconoció que le “obsesiona” frenar la destrucción del empleo y volver a recuperar el crecimiento. Frente a los “guardianes de la ortodoxia económica y a no pocos políticos de la derecha que dramatizan sobre el gasto público y el déficit”, Zapatero defendió no abandonar a su suerte a quienes lo están pasando peor.

“Nosotros los socialistas nos sentimos especialmente comprometidos con estos ciudadanos y lo vamos a seguir estando”, afirmó, “porque la crisis es agobiante y desazonante para quienes la viven en carne propia”. Y es que –continuó- “el déficit público lo vamos a resolver, sin ninguna duda, en el medio plazo pero hay otros déficits que son irreparables: truncar una vida laboral, tener dificultades para las posibilidades de tus hijos o tener el riesgo de perder una vivienda. Ese es un déficit irresoluble, ese déficit no lo vamos a permitir”.

Zapatero vinculó los cambios en su Gobierno a la necesidad de renovar energías e intensificar los esfuerzos para salir de la crisis y afrontar la recuperación con un nuevo modelo de crecimiento. Una etapa que va a estar guiada por tres objetivos principales: transitar de la crisis a la recuperación, de la pérdida del empleo a la recuperación del empleo, y del dialogo social a un gran acuerdo social. Algo que –dijo- “debemos hacer ...