Zapatero anuncia que propondrá a los agentes sociales una reforma del Inem y de la formación profesional

Asegura que la gran prioridad de esta legislatura es "atender y apoyar" a los sectores que perciban menos renta_x000D_

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció este jueves que propondrá a sindicatos y empresarios abordar a medio plazo una reforma de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) para incrementar su eficacia y otra reforma dirigida a impulsar la formación profesional, a fin de que los procesos formativos "se armonicen adecuadamente" con la demanda de empleo.

Zapatero tampoco descartó acometer una reforma en el sistema de pensiones, aunque precisó que será el Pacto de Toledo quien analice si ello es preciso. "Hicimos un acuerdo en la anterior legislatura y ahora corresponde al Pacto de Toledo evaluar el sistema por si hay que introducir alguna reforma más", añadió. El jefe del Ejecutivo insistió en la solidez del sistema, con un Fondo de Reserva de 56.000 millones de euros, que permitirá seguir incrementando las pensiones mínimas. Además aseguró que para el Gobierno la gran prioridad de esta legislatura es "atender y apoyar" a los sectores que perciban menos renta.

El jefe del Ejecutivo, que este miércoles abrió formalmente el diálogo con empresarios y sindicatos, reconoció que se ha producido un "frenazo muy importante" de la actividad, con crecimientos económicos inferiores al verdadero potencial de la economía española y la existencia de dificultades para crear empleo. Pero destacó que España goza de "importantes activos" para intentar que este "frenazo" sea "lo más corto posible".

TRATADO DE LISBOA

El presidente del Gobierno aseguró con contundencia que el rechazo de Irlanda al Tratado de Lisboa "no va a parar a Europa" ni al proceso de integración y subrayó que en Europa existe "cierta paradoja" debido a la percepción entre los ciudadanos de que esa integración es un proceso "poco cercano" y a veces poco comprensible a pesar de que muchos de los problemas que preocupan a los ciudadanos tienen una respuesta "más poderosa" en la Unión Europea que en cada país en solitario.

Zapatero anunció que la posición de España en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que esta noche comienza en Bruselas será defender la continuidad del proceso de ratificación del Tratado de Lisboa. Hay que escuchar "lo que el gobierno irlandés tiene en la cabeza", insiste, pero también "tener la respuesta preparada" para proseguir la integración.

En otro momento de la entrevista, el presidente del Gobierno señaló que la directiva europea que plantea ampliar la semana laboral hasta las 65 horas es "inaceptable" y la calificó de "retroceso" y dijo que, además, no ayuda "para nada" a la competitividad.

Respecto a la directiva en materia migratoria que ayer aprobó el Parlamento Europeo, Zapatero dice que esta directiva "pone límites a lo que hacían algunos países". "Nosotros tenemos sólo 40 días, es una fecha límite, no es un tiempo que obligue sino que limita, nosotros tenemos 40 días y es verdad que es un tiempo ajustado", añadió. Para Zapatero "la repatriación, devolver a un inmigrante que ha llegado ilegalmente a un país no está en manos de una directiva o nuestras leyes, está en la capacidad de cooperación política y diplomática que tengamos con los países de origen...