Zapatero anuncia un amplio paquete de medidas económicas para hacer frente a la desaceleración

"España está mejor preparada que nunca para afrontar está situación y superarla", señala el presidente de Gobierno

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció este lunes hoy un conjunto de 21 medidas para hacer frente a la desaceleración económica y recuperar el crecimiento "vigoroso" de la economía española, durante la presentación del Informe económico del Presidente del Gobierno 2008. Indicó que las tres premisas del Gobierno para hacer frente al periodo de menor crecimiento serán: la conciencia de las dificultades que atraviesa la economía española, la confianza en las fortalezas españolas y la determinación para adoptar medidas de protección y reformas del sistema productivo.

Este nuevo conjunto de medidas se suma a las ya aprobadas por el Gobierno en los primeros meses de la legislatura, entre las que destaca la deducción de 400 euros en el IRPF para asalariados, pensionistas y autónomos, la supresión del Impuesto de Patrimonio desde 2008, las devoluciones mensuales de IVA para las empresas o el plan de recolocación de parados.

"En total, las medidas que hemos tomado desde el principio del año suponen ya una inyección de 18.000 millones de euros en nuestra economía, con lo que se trata del paquete más ambicioso de medidas que haya tomado cualquier país europeo", subrayó Zapatero.

En otro momento de la presentación, el presidente del Gobierno adelantó que España crecerá por debajo del 2% al cierre del ejercicio, ya que el ajuste de la economía seguirá siendo intenso en los próximos meses, pero vaticinó que la recuperación comenzará a partir del segundo semestre del año próximo.

"Este es el escenario que razonablemente podemos contemplar a día de hoy, que sitúa el principio de la recuperación de un crecimiento más vigoroso a partir del segundo semestre de 2009", señaló Zapatero, quien consideró que la economía española se enfrenta a una "situación adversa" y a un "intenso ajuste" en el sector de la construcción.

No obstante, para el presidente del Gobierno, esta "brusca aceleración" del ajuste hará más rápida la normalización de la actividad inmobiliaria en España y permitirá que la oferta se acomode cuanto antes a la demanda real de viviendas que, a su juicio, seguirá siendo superior a la media de los países europeos durante los próximos años.

A pesar de todo, Zapatero aseguró que la economía española podrá superar estas dificultades, porque "nunca antes" se había enfrentado a una fase descendente del ciclo económico en mejores condiciones de lo que lo hace ahora. "España está mejor preparada que nunca para afrontar esta situación y superarla", señaló Zapatero tras referirse al crecimiento de la población española en los últimos años, la tasa de población activa, la cualificación en el empleo, la fortaleza de las empresas españolas, la apertura de la economía y las inversiones directas en el territorio nacional y en el extranjero.

Asimismo, recordó que en los últimos años se ha avanzado mucho en protección social en España, con las subidas de las pensiones mínimas, las ayudas a nacimientos y a la vivienda, el permiso de paternidad o las ayudas a la dependencia, entre otras ...