Zapatero apela a la solidaridad de la comunidad internacional para ayudar a Myanmar

El Gobierno destinará inicialmente 500.000 euros al fondo del Programa Mundial de Alimentos para paliar las consecuencias del ciclón

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha apelado hoy a la solidaridad de la comunidad internacional para contribuir "decidida y eficazmente" a la reconstrucción de Myanmar, de sus infraestructuras, sus servicios y sus viviendas, arrasados por el ciclón "Nargis".

Zapatero ha comenzado con estas palabras su intervención en la jornada de clausura de la 41 Asamblea del Banco Asiático de Desarrollo (BAsD), que se celebra en Madrid desde el sábado con más de 3.000 participantes.

El jefe del Ejecutivo, tras recordar que Myanmar forma parte del BAsD, ha querido trasladar el pesar del Gobierno y su solidaridad con el pueblo birmano, "afligido en estas horas por el rastro de destrucción y de pérdida masiva de vidas humanas".

Según las últimas estimaciones, el ciclón Nargis ha causado ya más de 20.000 muertos y 30.000 desaparecidos, y cientos de miles de personas han perdido sus hogares.

AYUDA ESPAÑOLA A BIRMANIA

El Gobierno destinará inicialmente 500.000 euros al fondo dispuesto por el Programa Mundial de Alimentos para paliar las consecuencias del paso del ciclón Nargis por Birmania.

La decisión se ha tomado hoy tras una reunión de coordinación mantenida en la Agencia de Cooperación Internacional por los principales actores españoles de la ayuda de emergencia.

En el encuentro, al que acudieron comunidades autónomas,Sanidad, la Federación de Municipios y Provincias y distintas ONG, se puso de manifiesto la gravedad de la situación y los recursos disponibles para afrontarla.



La información que procede de la embajada de España en Bangkok y de las ONG de Desarrollo presentes en el terreno, coinciden en que las primeras necesidades tras el paso del ciclón son de cobijo, agua potable y alimentos.

INVERSIONES EN ASIA

Por otro lado, José Luis Rodríguez Zapatero ha situado hoy a Asia como "una opción preferente" en el proceso de internacionalización de la economía española y ha animado al sector privado a colaborar con las empresas y los países de la región para fomentar su desarrollo.

El jefe del Ejecutivo ha destacado tres factores en las relaciones entre España y Asia: la cooperación al desarrollo, prioridad de su Gobierno; la participación del sector privado y la apuesta "estratégica" por la región.



El objetivo de su Gobierno, ha asegurado, es la lucha contra la pobreza y en favor del desarrollo sostenible, por justicia y también "para preservar el equilibrio y la seguridad de todos en un mundo irreversiblemente globalizado".

En este contexto ha recordado el objetivo de destinar en 2012 el 0,7 por ciento del PIB a la ayuda oficial al desarrollo -cerca de 10.000 millones de euros- y ha subrayado el "excelente instrumento" que suponen los bancos multilaterales para coordinar esfuerzos.

En segundo lugar Zapatero ha destacado la importancia del sector privado y ha mostrado así su deseo de que España esté cada día más presente en Asia, dado el papel crecientemente relevante de este continente en la escena internacional.

En los últimos cinco años ha aportado cerca del 35 por ciento del crecimiento mundial y su peso en el comercio inter...