Zapatero apuesta por trabajar para que la misión concluya "cuanto antes" pero dejando un país seguro

Anuncia que hay cuatro detenidos por atentado cometido contra la Guardia Civil

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha subrayado este miércoles que las tropas españolas deben permanecer en Afganistán "hasta que el país deje de ser una amenaza para la comunidad internacional" pero se ha comprometido a trabajar "con eficacia y en todas las dimensiones del conflicto para que la misión concluya cuanto antes".

"Nuestra determinación al respecto es firme e inequívoca", ha dicho Zapatero en su comparecencia ante el Pleno del Congreso para informar de la misión.

El jefe del Ejecutivo ha dejado claro que las tropas internacionales, amparadas por la ONU y en el marco de la OTAN, seguirán en Afganistán hasta que el país pueda hacerse cargo de su propia seguridad, pero ha reconocido que la misión "no puede tener una duración indefinida".

Así, ha adelantado que la próxima Cumbre que la OTAN celebrará en Lisboa en noviembre debe servir para aclarar "cómo y cuando se hace la transición" y ha recordado que el presidente afgano, Hamid Karzai, ha afirmado que para el año 2014 el ejército afgano debería ser capaz de "liderar todas las operaciones militares".

"Seguiremos haciendo todo lo posible para que pronto llegue el día en que nuestras tropas puedan abandonar el territorio afgano con la plena satisfacción del deber cumplido", ha destacado Zapatero. No obstante, ha subrayado una y otra vez que ese día sólo llegará cuando se haya cumplido la estrategia de "afganización" definida por la comunidad internacional para "transferir la responsabilidad" a los afganos.

Por ese motivo, ha argumentado que los efectivos deben volcarse "cada vez más" en el entrenamiento de las fuerzas afganas. "Cuanto antes consigamos que esto suceda, antes podrán regresar nuestras Fuerzas Armadas de Afganistán", ha recalcado.

Zapatero ha admitido que en estos años los avances en materia de libertad y de reconstrucción "no son suficientes", pero ha añadido que la comunidad internacional ha reconocido sus errores y ha "tomado nota de las lecciones aprendidas".

El jefe del Ejecutivo ha iniciado su comparecencia recordando a las 93 víctimas españolas que han fallecido en esta misión, y especialmente al capitán de la Guardia Civil José María Galera, el alférez Abraham Leoncio Bravo y su intérprete, Ataola Taefik Alili, muertos en atentado el 25 de agosto. Según ha anunciado Zapatero, ya hay cuatro detenidos por este atentado.

LA MISIÓN NO HA CAMBIADO EN NUEVE AÑOS

El presidente ha puntualizado ante la Cámara que los militares y guardias civiles españoles realizan en Afganistán tres tipos de tareas: prevención de la seguridad y protección de la población civil, formación y capacitación de militares y policías y contribución a la reconstrucción civil e institucional del país.

Y además, ha querido destacar que "la naturaleza de la misión", tal como la definió la ONU, "no ha cambiado en los casi nueve años que lleva vigente". La operación, ha recordado, se basa en el capítulo VII de la Carta de la ONU, que regula aquellas misiones que tienen como objetivo el mantenimiento y la imposición de la paz. "Este objetivo de imposición de la paz tiene sentido cuando la paz no existe, es decir, en un escena...