Zapatero asegura España crecerá en 2011 y es solvente ante la deuda pública

"Hay algunos análisis que dicen que, con la implantación de las reformas que se han puesto en marcha, en 2011-2012 España podría ser uno de los países que registre mayor crecimiento en la Unión Europea"_x000D_ _x000D_

España volverá a crecer el próximo año e, incluso, podría ser uno de los que más lo haga de la Unión Europea (UE), aseguró hoy el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y garantizó que no habrá ningún recorte de valor en la deuda pública.

"Hay algunos análisis que dicen que, con la implantación de las reformas que se han puesto en marcha, en 2011-2012 España podría ser uno de los países que registre mayor crecimiento en la Unión Europea", afirmó Zapatero en una entrevista concedida a CNBC, la cadena de información financiera de referencia en Estados Unidos.

Concretamente, el jefe del Ejecutivo citó informes del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de JPMorgan, y apuntó que en ellos se asegura que entre 2011 y 2012 "España será además uno de los países más atractivos para los mercados de valores".

La conocida presentadora de la CNBC Maria Bartiromo aseguró que Zapatero le había confirmado durante la entrevista que el Gobierno español está en negociaciones con gestores de fondos y otros grandes inversores de todo el mundo para atraer capital privado.

Zapatero anunció este miércoles varias medidas para impulsar la reactivación económica y atraer inversores, entre ellas la privatización parcial de la gestión de algunos aeropuertos y de la lotería nacional.

Esta es la segunda entrevista que Zapatero concede en cerca de dos meses a la cadena CNBC, que, en su introducción, recordó que España es la cuarta economía de la UE y "una de las mayores preocupaciones en la zona euro en este momento", especialmente

en lo que se refiere a la solvencia de su deuda pública.

Sobre este aspecto, el presidente se mostró categórico a la hora de garantizar que los titulares de bonos de deuda pública española no tendrán que afrontar ningún recorte de valor.

"Ha sido una tradición de la deuda pública española, del Tesoro Público y de sus bonos, que están entre los mejor valorados del mundo. Eso se va a mantener por encima de todo, se diga lo que se diga", afirmó Zapatero.

En su opinión, "los buenos inversores, los que siempre han trabajado con nosotros, lo saben y esa es la garantía del Gobierno de España".

Ante la pregunta directa de la entrevistadora de si podía confirmar sin ninguna duda que la banca española goza de "buena salud y está bien capitalizada", Zapatero contestó: "Absolutamente".

"No sólo está sana y bien capitalizada, sino que ha hecho los deberes, y aún los está haciendo. Además, seremos uno de los sistemas financieros más atractivos para los inversores, uno de los más eficientes y más rentables, como lo éramos hace dos o tres años. Mantenemos esa fortaleza de fondo y esa habilidad para reformarnos", apuntó.

Al respecto añadió: "Todos los inversores pueden estar seguros de que nuestro sistema financiero tiene garantías tras él, capacidad de llevar a cabo las reformas correctas, cuenta con un marco de legislación adecuada y la fuerza que nos permitirá cumplir los criterios de Basilea III en un tiempo razonable".