Zapatero asegura que el apoyo a la familia seguirá siendo el 'eje' de su política en esta coyuntura adversa

Recuerda a Rajoy que entre 2000 y 2004 durante el Gobierno del PP la tasa de paro alcanzó el 14%

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado que la política social de apoyo a las familias ha sido "eje" de la política del Ejecutivo y "lo va seguir siendo, y mucho más en esta coyuntura adversa desde el punto de vista económico".

Durante su intervención en el pleno del Congreso para responder a una pregunta del diputado de CiU Josep Antoni Duran Lleida, Rodríguez Zapatero ha garantizado el apoyo del Gobierno a la propuesta de este grupo de universalizar y aumentar las prestacionesfamiliares por hijo a cargo.

Rodríguez Zapatero ha explicado que el Gobierno "va a continuar en la línea de hacer de las políticas sociales de apoyo a la familia una de sus grandes prioridades" y ha recordado que alcanzarán el 1,5 del Producto Interior Bruto (PIB) para el próximo ejercicio.

Entre otras, ha mencionado las ayudas por nacimiento de hijos, la ley de dependencia, la ampliación de los permisos de paternidad, la subida en un 30 por ciento de las pensiones mínimas y la extensión de la educación infantil primero de 3 a 6 años y recientemente de 0 a 3 años.

Para el próximo año, el presidente ha asegurado que se aumentarán un 6 por ciento las pensiones mínimas y las becas, y el gasto en dependencia hasta 1.200 millones de euros.

"La política social de apoyo a las familias ha sido eje de nuestra política y lo va seguir siendo, y mucho más en esta coyuntura adversa desde el punto de vista económico", ha señalado.

Respuesta a Rajoy

Por otro lado, Rodríguez Zapatero, y el líder de la oposición, Mariano Rajoy, aprovecharon la sesión de control al Gobierno para echarse en cara las diferentes tasas de paro alcanzadas durante sus gobiernos.

En su respuesta, Rodríguez Zapatero le recordó a Rajoy que entre 2000 y 2004, durante el Gobierno del PP, la tasa de paro alcanzó el 14 por ciento, tras lo cual acusó a Rajoy de definir como "dramática" una situación con una tasa de paro del 12,5 por ciento y aseguró que esa misma tasa de desempleo supondría un "milagro" durante el mandato del PP.

El presidente del Gobierno calificó de "gesto de sinceridad" las críticas de Rajoy al aumento de las prestaciones por desempleo y consideró "lógico" que no le guste porque, dijo, en 2002, ante el aumento de la tasa de paro, el Gobierno del PP "aplicó un decretazo que le costó una huelga general".

"Su interés por los desempleados es cero", increpó Zapatero a Rajoy, tras lo que le recordó que el actual Gobierno, con el acuerdo de los sindicatos, ha mejorado la protección de los desempleados y la ha situado en los mejores niveles de la etapa democrática.

Además, el jefe del Ejecutivo le explicó que para que mejore el empleo tienen que darse dos condiciones: una buena política económica y unas condiciones internacionales adecuadas.

Por último, Zapatero le recordó a Rajoy que en la pasada legislatura la tasa de paro se redujo hasta el 8 por ciento, la más baja de la historia, se crearon tres millones de empleos y la renta per cápita española superó a la de Italia y a la media europea.