Zapatero asegura que "en 5 años se verá que hicimos lo que teníamos que hacer”

En una entrevista en RNE, el Presidente del Gobierno ha afirmado que mantendrá la “imprescindible” reforma laboral y ha avanzado que el diálogo social se reanudará en octubre

48 horas después de la huelga general del pasado 29-S, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha defendido la reforma laboral que la provocó porque es "necesaria e imprescindible" en la actual coyuntura económica. No habrá matices, según ha dicho, dado que es ya una ley en vigor aprobada por el Parlamento, aunque ha invitado a los sindicatos a "enviar alguna señal" para reanudar el diálogo.

El presidente ha concedido su primera entrevista tras la huelga general a los micrófonos de Radio Nacional, en la que ha dicho que reanudará el diálogo con los sindicatos a mediados de octubre, cuando haya nombrado a un nuevo ministro de Trabajo.

Según ha explicado, aún está decidiendo el sustituto de Corbacho, que "tendrá un perfil político y con ambición renovadora de introducir cambios profundos en nuestro sistema de empleo".

El jefe del Ejecutivo ha defendido, además, la importancia de contar con los sindicatos en la reforma de las pensiones al abordar la edad de jubilación y está dispuesto a abordar otras fórmulas a la propuesta del Gobierno de alargar hasta los 67 años la edad laboral.

"No nos podemos resignar a asumir que cada vez que tenemos una crisis económica se eleve en nuestra país, más que en cualquier otro, la tasa de paro... Algo tendrán que ver nuestras normas laborales", ha argumentado el jefe del Gobierno, quien se ha mostrado indignado con aquellos que quieren que todo siga "como antes".

Los dos objetivos de la reforma laboral, según ha insitido Zapatero, son evitar una nueva "sangría del paro" si llega otra crisis y contribuir "sin duda" a crear más empleo estable.

"En 5 años, se verá que hicimos lo que debíamos"

Además, el jefe del Ejecutivo, ante las preguntas de los usuarios de RTVE.es, ha negado un giro en la política económica tras el 'tijeretazo' y ha defendido que continúa haciendo una política de izquierdas progresista. "Estoy convencido que dentro de cinco años se verá que hicimos lo que teníamos que hacer ante la crisis económica durísima que vivimos", ha aseverado tajante el presidente desde el Palacio de la Moncloa.

Zapatero ha explicado que pasó la jornada de huelga "deseando poder explicar por qué estamos haciendo esta política, a militantes y dirigentes sindicalistas, especialmente a los miembros de UGT, del que yo tengo carné", les ha explicado,al tiempo que les ha pedido que "tengan confianza en que con el rumbo que hemos comenzado la economía crezca".

"En la crisis, procuro acertar"

Respecto a la recuperación económica, Zapatero ha augurado que en dos años habrá un "crecimiento sólido" sin descuidar el gasto social y ha explicado que es "comprensible" que los ciudadanos sean críticos con él y que sea a él a quien le exijan la salida de la crisis por lo que "procura acertar".

Rodríguez Zapatero ha sostenido que, pese a que sabe bien lo que piensan los sindicatos, su primera responsabilidad es con el "futuro del país" y centra sus esfuerzos en que el próximo periodo de crecimiento no "genere los desequilibros de la anterior etapa".

"Más allá de la huelga, la diferencia entre una gran nación y otra que no lo es es ser capaz de tomar decisiones difíciles cuando hay dificultades", ha defendido Zapatero, quien ve a España capaz de tener una ec...