Zapatero cifra en 15.000 millones los aplazamiento de pagos tributarios y de cuotas sociales a empresas

Recuerda que el Gobierno lleva tres años tomando medidas fiscales y financieras y reformas estructurales para "apoyar" a las empresas para que puedan afrontar la crisis" y encauzarla recuperación

El presidente ha contestado a la pregunta de Mariano Rajoy, sobre la necesidad de crear confianza, que el Gobierno lleva tres años tomando medidas en el ámbito fiscal, de apoyo a la financiación y de las reformas estructurales como la relativa a la reducción de cargas administrativas y la laboral.

"Todas ellas -ha añadido el presidente- tienden a apoyar a la empresa, a que frente a la crisis pueda afrontar sus dificultades con ayuda y a preparar las condiciones para la recuperación de la economía, que entendemos está en marcha y que esperamos se produzca cuanto antes".

El jefe del Ejecutivo ha recordado que el Gobierno ha generalizado hasta 2015 la libertad de amortización de activos sobre sociedades; ha ampliado la categoría de empresas que pueden acogerse al tipo reducido del impuesto de sociedades, que -apostilló- el Gobierno ha reducido en 5 puntos; ha eximido a las pequeñas empresas, que amplíen capital, del pago del impuesto de actos jurídicos documentados; y se ha eliminado el pago obligatorio del recurso cameral.

Además, ha recordado el presidente, para apoyar la financiación de las empresas el Gobierno ha flexibilizado el aplazamiento de los pagos tributarios y a la seguridad social por un importe cercano a los 15.000 millones de euros y el ICO ha dispuesto 60.000 millones de euros, en 3 años.

Como consecuencia de todo ello, el presidente ha subrayado algunos datos "muy positivos" de la "fortaleza de muchas de nuestras empresas" como es el relativo al crecimiento de las exportaciones: un 25% interanual, según el dato correspondiente al mes de enero, lo que supone el mayor incremento en 13 años.

Medidas sobre el pago de hipotecas

Por otro lado, en respuesta al diputado Joan Ridao del grupo ER-IU-ICV, que se ha interesado por la legislación sobre las personas hipotecadas, el presidente ha sostenido que "tenemos que proteger más a los deudores hipotecarios en una situación difícil de crisis económica, pero, con flexibilidad, con prudencia, con equilibrio para que mantengamos la sostenibilidad de nuestro sistema financiero".

Esa es la línea, dijo el presidente, el Gobierno entiende que "hay que facilitar y apoyar el pago de las hipotecas a las personas con dificultades. Hemos tomado unas medidas y estamos dispuestos a pensar más y que hay que prevenir el sobreendeudamiento".

No obstante, añadió que la gente tiene su dinero y sus ahorros en los bancos y "parece razonable que intentemos preservar la fortaleza y solvencia de los bancos porque es tanto como preservar la solvencia y los ahorros de la inmensa mayoría de los ciudadanos".