Zapatero dice que la intervención es "necesaria" y que las compras de activos empezarán en noviembre

Se creará un crédito extraordinario de 10.000 millones ampliables hasta los 30.000 para la compra de activos durante 2008

 El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró este lunes que en estos momentos la intervención pública en el sistema financiero español es "necesaria e insustituible" para asegurar la estabilidad y la financiación requerida por empresas y familias, y que será cada vez más necesaria para impulsar, con carácter general, en los ámbitos nacional y europeo, la actividad económica y la creación de empleo.

Así defendió Zapatero en el Congreso de los Diputados la convalidación de los dos decretos ley sobre medidas financieras para hacer frente a la crisis en la que se encuentra inmerso el país, donde aprovechó para anunciar que las primeras operaciones de compra de activos a través del fondo con cargo al Tesoro se podrán realizar ya durante el próximo mes de noviembre, para lo que se aprobará este ejercicio un crédito extraordinario de 10.000 millones ampliables hasta 30.000 millones.

Zapatero aseguró que el Gobierno no llevará la intervención estatal a mercados que estén en condiciones de atender satisfactoriamente los intereses generales. "No queremos crear una

banca pública ni sustituir al mercado", señaló Zapatero, quien recordó que el Gobierno ha actuado de acuerdo con la urgencia que requería la gravedad de la situación y adaptando los nuevos remedios extraordinarios a las circunstancias específicas de la economía española.

Al explicar el contenido de los decretos, el jefe del Ejecutivo señaló que la habilitación de los créditos necesarios para completar la dotación máxima del Fondo con cargo al Tesoro se incluirá en la tramitación parlamentaria del proyecto de ley de los Presupuestos Generales (PGE) para el próximo año.

Este fondo invertirá en activos de máxima calidad y se regirá por los criterios de objetividad, rentabilidad, eficiencia y diversificación, por lo que recurrirá a procedimientos competitivos

para la selección de activos, en particular mediante subastas. Las adquisiciones se harán mediante compra en firme o con carácter temporal, según explicó el jefe del Ejecutivo.

RECUPERAR LA INVERSION REALIZADA

Según el jefe del Gobierno, el hecho de que sean activos de calidad y que lo haga a precios competitivos, permite pensar que el Estado tiene "fundadas expectativas" de recuperar e incluso rentabilizar la inversión realizada.

En cuanto al segundo decreto, que consiste en otorgar avales del Estado a las operaciones de financiación nuevas que realicen las entidades de crédito residentes en España, Zapatero explicó que se incluyen las emisiones de pagarés, bonos y obligaciones admitidas a negociación en mercados secundarios oficiales españoles. Además, el aval se podrá extender, en su caso, a otros instrumentos bancarios, como los depósitos interbancarios, en el marco de un esquema concertado entre los gobiernos de la zona euro.

A su juicio, el activo del Fondo deberá estar adecuadamente distribuido, por lo que se establecerá un umbral máximo de riesgo frente a una misma entidad de contrapartida y un mismo emisor. En todo caso, el fondo tendrá una naturaleza temporal y perderá su razón de ser en la medida en que lo...