Zapatero: “El PP quiere ganar con la tristeza de la abstención, sembrando la duda y el miedo, y el PSOE quiere ganar con el voto de la mayoría”

Promete “cuatro años mejores que los cuatro que hemos vivido”, de “más políticas sociales, más libertad individual, convivencia y diálogo”

El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró hoy que el PP “quiere y pretende ganar con la tristeza de la abstención, con la duda y el miedo”, mientras que el PSOE “quiere ganar con los votos de la mayoría, porque si todos van a votar gana la democracia y gana España”.

Durante un mitin en Zaragoza, Zapatero subrayó que, tal y como ha reconocido un dirigente del PP, la única esperanza de los populares es “sembrar dudas con la economía, la inmigración y los nacionalismos para que la gente no vaya a votar”, pero destacó que “siempre gana quien quiere ganar, quien mira al futuro, quien cree en su país, quien tiene confianza en la gente y no siembra miedo, sino ilusión, ambición y optimismo”.

Zapatero subrayó que en esta legislatura “los jóvenes han aumentado sus oportunidades; los trabajadores han visto cómo se creaban más empleo y más empleo estable, los mayores han visto cómo se aumentaba un 30% su pensión mínima; los trabajadores con menos renta han visto subir el salario mínimo un 30%; las personas con discapacidad o que no pueden valerse por si mismas han visto cómo una ley les da el apoyo y el amparo”. “Esto es lo que ha pasado en cuatro años: que hay más posibilidades, que se ha apoyado más a la gente, y en los próximos cuatro años apoyaremos más, habrá más derechos, nuevas oportunidades y más políticas sociales, porque España puede hacerlo”, aseveró.

En este sentido, Zapatero propuso a los ciudadanos “cuatro años mejores que los cuatro que hemos vivido, con un gobierno fuerte, con una mayoría amplia para que pueda llevar adelante todo su programa”. “Os propongo cuatro años de más justicia social, de más políticas sociales, de más libertad individual, de convivencia y de diálogo, nunca de crispación, y de España en el mundo defendiendo la paz, la solidaridad y la justicia con los más débiles”.

Durante su intervención, Zapatero se refirió también a las declaraciones del ex presidente del Gobierno, José María Aznar, en las que calificaba de chorrada el gesto de la ceja que identifica a Zapatero. “Ya sabíamos que no le caracteriza la sensibilidad”, dijo Zapatero, quien recordó a Aznar que “ése es el gesto que utilizan las personas sordomudas en este país para identificarme”. “Esa es la visión que tienen de la gente: les parece que el leguaje de signos, que hace más iguales y da más derechos a los ciudadanos que no pueden hablar como la inmensa mayoría, es una chorrada”, denunció.



En materia de agua, Zapatero ironizó afirmando que “ni la niña de Rajoy entiende lo que está diciendo el líder del PP sobre la política del agua”, porque “no se puede tomar por tontos a los ciudadanos y engañarles a todos al mismo tiempo”. A su juicio, Rajoy “no tiene valor para decir qué va a hacer con el trasvase del Ebro si tuviera la responsabilidad de gobernar” y frente a ello reiteró que mientras él sea presidente “no habrá trasvase del Ebro”.