Zapatero elogia la "generosidad" y "abnegación" de los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en el homenaje a los fallecidos en 2009

Destaca también su "eficacia" en la lucha contra el terrorismo de ETA_x000D_

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, elogió hoy la "eficacia", la "generosidad" y la "abnegación" de los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado durante el homenaje a los siete guardias civiles y dos policías fallecidos en acto de servicio en 2009 que se celebró en el Palacio de la Moncloa.

"Expresamos en nombre de toda la sociedad y de todas las instituciones nuestro homenaje a quienes lo dieron todo, hasta perder la vida por velar, por nuestra seguridad y por nuestra libertad", manifestó.

En presencia de los familiares de los fallecidos, Zapatero quiso subrayar que este homenaje "sencillo y austero" es "uno de los más importantes del año", y es "imprescindible", porque "no hay muestra más elocuente de la fortaleza de una sociedad democrática que la de honrar" a los fallecidos por proteger sus libertades. "Acaso no tengamos una obligación más inexcusable que la de recorsar a los fallecidos mientras cumplían con su compromiso con los españoles", señaló en su breve discurso.

El jefe del Ejecutivo aprovechó además para valorar la "eficacia" demostrada por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado "en la lucha contra la amenaza terrorista" que ha permitido detener este fin de semana a cuatro presuntos miembros de ETA en Francia y Portugal y subrayar su "ejemplo de abnegación y sacrificio en situaciones muy adversas".

También el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, tuvo un recuerdo especial para los asesinados por ETA --el inspector de Policía Eduardo Puelles y los guardias civiles Carlos Saénz de Tejada y Diego Salvá--, "criminales despreciables que tratan de enmascarar su bajeza moral bajo presuntos ideales". "Ellos, los asesinos, representan la antítesis de lo que hoy homenajeamos, están en las antípodas de la grandeza moral de quienes tabajaron por construir una sociedad mejor, más libre y más segura", manifestó.

RUBALCABA: EL HOMENAJE FORTALECE A ESPA{A

Rubalcaba transmitió a las familias su dolor, pero también su "orgullo" y "admiración" por el "valor" de los fallecidos y destacó que el mejor tributo a su fallecimiento debe ser el proclamar que sus vidas "sirven de ejemplo". Por eso, dijo, merecen que se les recuerde, y porque el futuro "no se sostiene en el olvido sino en la memoria". Este homenaje, recalcó, es un acto que "la sociedad se debe a si misma pues al evocar las virtudes cívicas de entrega y compromiso y su perdida fortalecemos los lazos de este proyecto colectivo que es España".

Al acto, presidido por Zapatero, se celebró en el salón de tapices del Palacio de la Moncloa. Este es el tercer homenaje actual a los policías y guardias civiles fallecidos, instaurado por un acuerdo del Consejo de Ministros de diciembre de 2007 que creó el 'Día del homenaje a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado fallecidos en acto de servicio'. El decreto obliga a celebrar cada año en la primera quincena de enero una ceremonia por los fallecidos el año anterior.

Flanqueado por los ministros de Defensa, Carme Chacón; e Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, Zapatero hizo entrega de un documento oficial y una placa conmemorativa a los familiares de los policías y guardias civiles fallecidos, después de que una banda de música formada por miembros de ambos cuerpos tocara el himno nacional. Al final del acto, compañeros de los fallecidos depositaron una co...