ZAPATERO: “Esta Escuela debe ser un buen debate, de un buen partido, para un buen país y para un próximo buen gobierno, que debe ser el del PSOE”

Asegura que “no habrá debate creíble, ni posibilidad de mejorar las pensiones si no hacemos un debate serio en el seno del Pacto de Toledo, donde insta al Gobierno a “escuchar las propuestas el tiempo que haga falta”

El expresidente del Gobierno y ex secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró hoy que lo que tiene que salir de la Escuela de Buen Gobierno que celebran los socialistas desde hoy y hasta el próximo sábado es “un buen debate, de un buen partido, para un buen país y para un próximo buen gobierno, que debe ser el del PSOE”.

 

En la primera de las masterclass de este encuentro, Zapatero mostró su satisfacción por participar en esta Escuela y aseguró que “una escuela de buen gobierno es una escuela de buen país, de hacer país” y “los socialistas hemos hecho país a lo largo de toda la historia, hacemos país y haremos país”. A su juicio, “nuestra escuela de historia es la escuela de la democracia y por eso las páginas que ha servido el PSOE a la historia de España son todas páginas, o de lucha por la democracia, o de defensa de la democracia, o de conquista y consolidación de la democracia”.

 

En este sentido, subrayó que en una democracia debe existir un espacio básico de consensos y “el PSOE siempre ha estado en todos los consensos, ha sido el partido que más pactos ha propuesto” y “debe ser el que más persevere por llegar a acuerdos”, porque  “España necesita grandes acuerdos”.

 

Debate sobre el modelo territorial-Cataluña

 

Así, explicó que ahora tenemos un asunto abierto que merece un nuevo consenso, como es el modelo territorial. “Antes o después, cuando existan condiciones, solo el diálogo, el entendimiento y el acuerdo nos llevará a refundar un periodo de estabilidad en nuestro modelo territorial y hay que hacerlo con Cataluña, en Cataluña y con la gran mayoría de las fuerzas políticas”. “Quizá sea nuestra gran prioridad como estado, como país”.

 

A juicio del presidente Zapatero, “la tenacidad insólita de los partidos independentistas catalanes en su grave error, en su equivocada interpretación de lo que es Cataluña, y el sentimiento nacional catalán y el sentido de la historia europea, hace que quizá el momento del diálogo llegue más tarde de los que debería, pero llegará y lo hará el PSOE”, añadió.

 

“El PSOE tiene la responsabilidad decisiva de convertir el conflicto catalán en una nueva etapa de reformas y de unidad de España en su gran diversidad y pluralidad. Lo sabemos hacer y lo haremos”, dijo.

 

Por ello, consideró “necesario e imprescindible” la comisión parlamentaria que ha propuesto el PSOE en el Congreso, “un debate sosegado sobre la reforma que nuestra Constitución necesita” en el que “habrá que escuchar cuantas más voces mejor” y la mejor reforma “será aquella que más consenso tenga”.

 

Respecto a los que piensan que haber apoyado al Gobierno y al 155 ha sido difícil para el PSOE, Zapatero afirmó que “cuando las cosas se hacen porque es lo que hay que hacer y se hace desde la convicción como es defender la unidad de España eso nunca le va a ir mal al PSOE”.

 

Acuerdo sobre el modelo productivo y la protección social

 

Zapatero también apostó por “avanzar en un acuerdo lo más ampliamente posible en el terreno político y esencialmente en el terreno social sobre nuestro modelo productivo y nuestro futuro de protección social” y vinculó este asunto al debate de las pensiones.

 

En relación con las pensiones, recordó que su Gobierno subió las pensiones mínimas y dotó de 68.000 millones la hucha de las pensiones y señaló que después de que el Gobierno del PP “ha usado 60.000 millones de euros del Fondo de Reserva, tener un déficit de casi 20.000 millones en el sistema de la Seguridad Social y haber casi congelado las pensiones, pediría a todos, empezando por el Gobierno, un poco de prudencia, responsabilidad y sensatez en el debate de las pensiones”.

 

“No habrá debate creíble, ni posibilidad de mejorar las pensiones-dijo- si no hacemos un debate serio y lo que he oído hasta el momento al Gobierno no es serio. Defendamos el Pacto de Toledo, y si el Gobierno cree en el Pacto de Toledo, que esté dispuesto a escuchar las propuestas, el tiempo que haga falta”. Por ello, señaló que los socialistas “tenemos la responsabilidad y la obligación de decirle al país, empezando por el PP, que estamos ante un problema grave, que hay que hacer todo el esfuerzo: mejorar los ingresos- y hay vías-, pero, ante todo, renovar un acuerdo, y si el PP no lo acepta, proponérselo al país y a la sociedad”, concluyó.

 

Recetas para ganar

 

Para terminar su masterclass, Zapatero señaló que “la escuela de buen gobierno necesita una condición previa, que es ganar el gobierno, y nosotros sabemos hacerlo, hay que ganar y para ganar hay dos condiciones: la primera, que el partido tenga la máxima cohesión, la máxima unidad y la segunda es tener la convicción de ganar”, concluyó.

 

Respecto a su “receta” para atraer la ilusión de la gente, afirmó que él cree que “el PSOE es un partido de mayorías y ganador” y que “ganar es tener un proyecto de país coherente, sólido y convincente”. “No es tanto dirigirse a los jóvenes, a los mayores o decir estamos más a la izquierda o menos a la izquierda, no es un problema horizontal, sino vertical; de profundidad de un debate y de un discurso, y de un hacerse cargo del país”. “Y una de las recetas que funcionan es tejer el mayor número de alianzas sociales”, como “hicimos entre 2000 y 2004”. “Eso es lo que yo llamo profundidad de un proyecto, que debe dirigirse al interés general, que marque y apunte futuro”.

 

Apeló también a la necesidad de tener la convicción de que vas a ganar, digan lo que digan las encuestas”. “Ahora están con que si Ciudadanos es la alternativa al PP, pero qué broma es esta. La única alternativa al centro derecha en este país, me da igual cómo se conjugue, es el Partido Socialista, el único que puede y debe ganar es el Partido Socialista”.

 

Afirmó también que “cargar las pilas es fundamental y que cuando este partido se pone las pilas…. gana, y sabemos ponernos las pilas para competir internamente y para competir externamente. Somos auténticas máquinas. Entonces, vamos a poner al partido en ese objetivo, uniendo y dando espacio a todos, debatiendo, deliberando, solo pensando en el futuro. Todo lo que tiene este partido por delante es futuro, y ese futuro –aunque nosotros no seamos conscientes- es el futuro de millones de españoles”. Y es que, aunque se habla de la crisis de la socialdemocracia, “hoy es más evidente que nunca que la socialdemocracia es la salida y la respuesta, porque es la que garantiza la democracia, las instituciones y que no haya el desbordamiento que siempre acaba en utopías destructivas”; también la que “redistribuye mejor”, ahora que la recuperación empieza.

 

“Quien cambia las encuestas para bien o para mal somos nosotros”, dijo Zapatero. “Lo que opina la gente del PSOE es lo que intuye o siente que se dice del PSOE”. “Tenemos ese poder y esa fuerza, si el Partido Socialista está convencido, convence; si está decidido, la gente se decide con él”. Por eso ha apelado a que “esta escuela de buen gobierno, la convirtamos en una escuela de ganadores, como somos”.

 

“Lo que hay que tener presente es que lo que tenemos por hacer es mucho más importante, porque todavía hay mucha gente que no tiene de todo, que tiene pocas cosas y solo va a tener una respuesta en nosotros, solo va  a creer en nosotros. Todo lo demás es prescindible. Concentrémonos en eso, en la gente que no tenía derechos y ahora los tiene, en la gente que ahora no tiene posibilidades de una vida digna y las tiene que tener. Concentrémonos en eso y no nos equivocaremos”, concluyó.

 

También, y a raíz de lo vivido el último 8 de marzo, el expresidente afirmó sentirse “muy feliz de ver y proclamar que España es feminista” y “una de las sociedades más progresistas del mundo”. Añadió sentir que se quedara “en el tintero” de su etapa de gobierno no haber hecho “algo más contundente y definitivo contra la trata de mujeres y la prostitución en nuestro país”. “Cada vez tolero peor que no hagamos un combate más duro” en ese campo y “me gustaría ver al partido encabezando esa batalla con toda decisión y con toda determinación”.

 

Respecto fin de ETA, señaló que fue, “ante todo, fruto del combate de la democracia, del mantener los principios esenciales, por supuesto de toda la tarea de policía, guardia civil, servicios de inteligencia”, junto a la “colaboración externa, muy importante”. “Pero el último tramo –dijo Zapatero- es el desistimiento de ETA, la renuncia  a la lucha armada”, “el convencimiento inequívoco de que su único destino posible era el fin de la violencia, que jamás iban  a poder doblegar al estado democrático”; algo que vino de la mano de un “esfuerzo de diálogo”.

 

Eider Gardiazábal

 

El presidente Zapatero ha sido presentado por la europarlamentaria Eider Gardiazábal, que ha recordado que justo este miércoles pasado se cumplía el aniversario de la victoria socialista de 2004. La dirigente socialista ha destacado de Zapatero que hizo de sus dos legislaturas “las de los derechos”.

 

En referencia a la Escuela de Buen Gobierno, esta política socialista vasca ha descrito la necesidad de contar con “estos espacios para salir de los espacios crispados, de los mensajes en Twitter” y para poder tener tiempo para reflexionar sobre la oferta que el PSOE quiere hacer a los españoles ante las elecciones del próximo año. Gardiazábal ha enfatizado que el PSOE es el partido que “más ha construido y que más ha hecho democracia” y ese debe ser su camino en el futuro.

 

Al hilo del tema de la conferencia que ha impartido Zapatero, Gardiazábal ha destacado que el exsecretario general es un ejemplo de “cómo construir desde las negociaciones políticas” tanto en su etapa como responsable de la oposición como en su labor como jefe del Ejecutivo. Y ha reivindicado el trabajo que hacen los socialistas tanto en Europa como en otros ámbitos: “Frente a los populistas, a los dogmáticos y los conservadores, el PSOE es la izquierda que construye, que propone soluciones y que llega a acuerdos”. “Somos de verdad el partido útil, porque somos el partido que negocia desde posiciones de izquierda, pero que consigue acuerdos que mejoran la vida de los ciudadanos”, ha resaltado.