Zapatero expone ante los líderes del G-20 sus recetas para salir de la crisis

Fue uno de los oradores en la cena de trabajo de los líderes de las principales economías del mundo y los países emergentes

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, defendió la noche del sábado ante los líderes del G-20 reunidos en Toronto las reformas aprobadas para hacer frente a la crisis, en especial la del mercado laboral y la nueva ley de cajas que está negociando con el PP y alabó la solvencia de la banca española.

Zapatero fue uno de los oradores en la cena de trabajo ofrecida el sábado por el primer ministro canadiense, Stephen Harper, a los líderes de las principales economías del mundo y de los países emergentes que se reúnen por cuarta vez desde que estalló la crisis para tratar de alcanzar un consenso sobre las medidas que hacen falta para recuperar la economía global.

Fuentes oficiales explicaron que el presidente aprovechó su intervención para defender las medidas de ajuste fiscal aprobadas por España y otros países europeos para reducir el déficit, sin que ello suponga dejar de lado el impulso de la recuperación, tal como plantean otros países encabezados por Estados Unidos.

Otra de las reformas mencionadas por Zapatero fue la de la ley de Cajas, que afectará a 39 de las 45 cajas de ahorros. Según los cálculos que hace Moncloa el recorte afectará a entre un 20 y un 25% de las oficinas y una reducción de plantilla del orden del 15%.

El presidente también aprovechó el foro internacional para explicar el alcance de la reforma laboral aprobada por su gobierno. Reiteró que se busca reducir las altas tasas de temporalidad en las contrataciones.

Además mencionó las negociaciones sobre la reforma de las pensiones que el Gobierno considera necesaria para afrontar el escenario que prevén los demógrafos para dentro de cuarenta años

Balance de la Cumbre

Al término de la Cumbre del G-20, el Presidente ha hecho balance de lo que ha supuesto la misma y ha mostrado su satisfacción por la "definitiva consolidación" de España en el gran foro de organización internacional.

"Esto supone para España un compromiso serio y una expectativa muy favorable para el futuro de la economía mundial el que tengamos de manera progresiva y consolidándose una gran institución de cooperación economica para los grandes temas", ha destacado el Presidente.

No solo sistema financiero, sino crecimiento economico, equilibrios en la economía mundial, desarrollo, cambio climático, comercio. En definitiva, los grandes temas que estan presentes en el devenir de la economia del mundo, en la economia de las distintas regiones que lo integran.

El Presidente hizo hincapié en reducir el déficit público. La economía mundial necesita consolidación fiscal, reducir déficit y moderar el crecimiento de la deuda pública.

Hay que fomentar el crecimiento económico sin gasto público y eso supone reformas estructurales en el mercado de trabajo para ampliar la competitividad.

Resaltó el compromiso de lograr la reforma definitiva del sistema financiero internacional en la próxima cumbre del G-20 que se celebrará en Seúl para superar los fallos clamorosos de un modelo con un exceso de desregulación e incentivos perversos.

Esta regulación ha de tener dos grandes objetivos: La "transparencia" y la contribución de las entidades financieras y del sistema financiero a los riesgos y a las crisis, a través de las aportaciones que la UE ha decidido poner en marcha una tasa a las entidades financieras.

Reclamó, también, un compromiso para incrementar la competencia, avanzar en ...