Zapatero garantiza a los empresarios la máxima urgencia para llevar a cabo las reformas económicas

Zapatero califica la reunión de "extraordinariamente útil y positiva"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha comprometido hoy ante los representantes de 37 grandes empresas a continuar con determinación las reformas económicas que se están realizando y a que se lleven a la práctica con la máxima celeridad posible.

Zapatero ha explicitado ese compromiso en la reunión de casi cuatro horas que ha mantenido en el Palacio de la Moncloa con los responsables de 37 de las 39 empresas a las que había invitado para intercambiar puntos de vista sobre la situación económica, ya que finalmente han excusado su asistencia CEPSA y Mercadona.

En rueda de prensa, el jefe del Ejecutivo ha calificado la reunión (que ha avanzado que volverá a convocar en el plazo de dos o tres meses) de "extraordinariamente útil y muy positiva", porque ha servido para generar confianza y para reforzar el compromiso recíproco del Gobierno y de los empresarios por la estabilidad económica.

Ha explicado que el compromiso del Ejecutivo se fundamenta en tres pilares: la austeridad y reducción del déficit, modificaciones en el sistema financiero y

continuar con todas las reformas estructurales para llevarlas a la práctica con la máxima celeridad posible. La aplicación de estas reformas ha sido el eje de la intervención de Zapatero, quien ha recordado que afectan al desarrollo del mercado laboral, al sistema de pensiones y al sector energético, entre otras, y que tienen como objetivo cambiar el modelo económico para ganar en competitividad.

En ese contexto, ha hecho hincapié en el potencial de la economía española para exportar más y en la necesidad de crear las condiciones para favorecer la inversión. "Inversión, competitividad y exportación son los ejes para la recuperación económica", ha sentenciado.

Mientras que el Gobierno ha garantizado que no se detendrá en las modificaciones previstas, los empresarios han asegurado que las llevarán a la práctica para lograr el objetivo común de crear empleo. Zapatero ha trasladado la voluntad de crear una Comisión Nacional de Competitividad, organismo independiente compuesto por personalidades del ámbito económico, empresarial y social, que, con carácter permanente, evalúe la competitividad de la economía y "mantenga la tensión" para lograr ese objetivo competitivo.

Se ha detenido especialmente en la reforma de las pensiones para anunciar que el Gobierno pedirá la próxima semana a la comisión del Pacto de Toledo que le envíe el informe preceptivo para hacer las modificaciones necesarias, que ha asegurado que se acometerán antes de que concluya el primer trimestre de 2011. Respecto a la reforma del sistema financiero, ha destacado la determinación compartida para que antes del 24 de diciembre haya concluido el proceso de fusión de las cajas de ahorro, así como la predisposición a que haya la máxima información y transparencia en todo el sistema.

Zapatero ha reiterado la disposición al diálogo con todas las fuerzas políticas, algo que ha asegurado que ha intentado desde el inicio de la crisis, porque cree que es lo que exige la situación económica y todos los españoles. "Por el Gobierno no va a quedar, pero tiene la misma voluntad de dialogar que

de actuar, y va a actuar rápido y haciendo las reformas necesarias", ha recalcado.

Ante la posibilidad de un encuentro con el líder del PP, ha subrayado que las reuniones son útiles si hay voluntad previa de contribuir y ha dado más valor a las decisiones que a las im&...