Zapatero insiste en que pondrá todo el empeño en lograr un pacto ante crisis

Asegura que el PSOE intentará lograr el clima más adecuado para avanzar con todos los partidos hacia la recuperación económica y la creación de empleo

El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha insistido este lunes en que el Gobierno va a poner "todo el empeño" para avanzar con todos los partidos, y "por supuesto también con el PP", hacia la recuperación económica y la creación de empleo y ha asegurado que el PSOE intentará lograr el clima más adecuado.

En rueda de prensa junto al primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, Zapatero ha hecho referencia a la reunión que mantendrá el jueves la comisión que lidera la vicepresidenta económica, Elena Salgado, con los partidos, y ha insistido también en la existencia de una "concertación especulativa" de gestores de inversión para obtener rendimientos a corto plazo, perjudicando a los mercados.

El presidente del Gobierno no ha querido comentar las declaraciones que los dirigentes políticos han hecho en los últimos días sobre el proceso de diálogo de dos meses abierto para buscar un acuerdo frente a la crisis, pero ha apostado por crear un clima adecuado para la negociación y ha garantizado que esa es la intención de los socialistas.

Zapatero ha insistido en que las últimas semanas se han registrado movimientos de inversores o gestores de fondos de inversión para obtener beneficios a corto plazo ante determinados análisis sobre la evolución económica y de la deuda de algunos países.

Según su versión, algunos de esos movimientos están "concertados", como ocurrió en la semana del 4 de febrero, cuando la bolsa española registro una importante caída mientras se sucedían los análisis negativos de las perspectivas económicas del país.

Para Zapatero, es lógico que los Gobiernos se preocupen y traten de evitar esas acciones, ya que pueden afectar al diferencial de la deuda de un país y a la calificación de su deuda.

"No es sano para la economía", ha manifestado.

A su juicio, aunque esa concertación pueda estar dentro de la legalidad, se debería reflexionar sobre ella y recordar que hay países que tienen otras regulaciones.

Se puede debatir si es una conspiración o una especulación, pero no pasa nada por decir que hay "una concertación especulativa", ha subrayado.

Al margen de esta cuestión, ha vuelto a garantizar que cumplirá su obligación y situará el déficit público en el 3 por ciento en 2013.

El déficit, ha recalcado, ha sido "la respuesta necesaria a la crisis del sistema financiero internacional, provocada por el mal uso de productos creados para estar fuera de regulación y generar beneficios excesivos".

Según ha explicado, se trata de un déficit extraordinario y su corrección será progresiva, para no dañar la recuperación económica.

Este año se reducirá en "aproximadamente dos puntos" en relación con 2009 y en los años siguientes habrá mayores recortes hasta alcanzar el 3 por ciento.

A su juicio, es una política anticíclica de "bastante sentido común": "cuando la economía va bien, somos partidarios de ahorrar y tener superávit y cuando hay crisis, hay que hacer un esfuerzo" con recursos públicos para contrarrestar la caída.

El jefe del Ejecutivo ha reiterado también que el Gobierno prevé ver en este trimestre las primeras cifras de crecimiento de la economía española, lo que indicará que comienza la recuperación.