Zapatero, investido en segunda vuelta presidente del Gobierno con el voto del PSOE

Apuesta por el diálogo y no descarta "cauces de colaboración estables"

José Luis Rodríguez Zapatero ha sido investido este viernes presidente del Gobierno por mayoría simple al haber obtenido en segunda votación la confianza de 169 diputados, todos ellos del grupo socialista, mientras que 23 se han abstenido y 158 han votado en contra.

Tal y como ocurrió hace dos días en la primera vuelta, la abstención ha sido la opción elegida por los diputados de CiU, PNV, IU, ICV, BNG, CC y Na Bai, mientras que han sumado sus votos para el "no" los del PP, ERC y UPyD.

Una vez que el presidente del Congreso, José Bono, ha anunciado el resultado de la votación y mientras Zapatero recibía una ovación por parte de sus diputados y era felicitado por ellos, el líder del PP se ha dirigido a su escaño y le ha estrechado la mano para darle la enhorabuena.

El presidente del Congreso, José Bono, se trasladará este viernes al Palacio de la Zarzuela para comunicar al Rey el resultado de la votación en la Cámara Baja, y mañana será Zapatero quien prometerá su cargo ante don Juan Carlos.

A lo largo de la jornada de mañana Zapatero hará pública la composición de su nuevo Gobierno.

ZAPATERO APUESTA POR DIÁLOGO Y NO DESCARTA "CAUCES DE COLABORACIÓN ESTABLES"



En su intervencvión previa a la votación en el Congreso, Rodríguez Zapatero aseguró que su "pauta esencial de comportamiento" en la legislatura será el diálogo y avanzó que, entre los "muchos escenarios de encuentro posibles", no descarta "cauces de colaboración estables y predecibles".

Zapatero ha abierto la última jornada de la sesión de investidura en el Congreso recordando sus compromisos de gobierno y ha recalcado su interés en buscar acuerdos, tanto con los grupos que se van a abstener en su investidura, como con los que votarán en contra.

El líder del PSOE ha vuelto a hacer referencia a cuatro áreas en las que buscará el acuerdo de todos, pero que, ha dicho, "requieren la colaboración singular de la primera fuerza de la oposición".

Se ha dirigido así directamente al PP para trazar y apoyar "una estrategia antiterrorista compartida por todos para vencer a ETA"; renovar el Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Constitucional; definir las prioridades de la Presidencia española de la UE en 2010, y modernizar la Administración de Justicia.

Zapatero se ha mostrado convencido de que la España "democrática, pluralista y diversa" sólo se puede gobernar bien con diálogo y buscando acuerdos.

En este contexto se ha comprometido a apostar por el diálogo con sindicatos y empresarios, a practicar "con la máxima lealtad" el diálogo con las Comunidades Autónomas y a "ejercer el diálogo político para reforzar mayorías y llegar a acuerdos en los asuntos de Estado con todos los grupos y, en especial, con el principal partido de la oposición".

Zapatero ha reconocido que la "clara" mayoría que tiene el PSOE con 169 escaños en el Congreso no es suficiente y ha garantizado que buscará siempre el respaldo de otros grupos y que cultivará con todos "esos lugares de encuentro".

Como ya hizo el pasado martes, ha pedido la confianza de la Cámara para llevar a la práctica una "idea de España" progresista, integradora y justa que, según ha dicho, aunque es defendida de forma autónoma por los socialistas, puede ser compartida por la mayoría del Congreso.

Se trata de u...