Zapatero llama desleal a PP por decir que España está al borde del precipicio

Ha pedido a Rajoy que llame la atención a Cristóbal Montoro porque sus palabras no ayudan a salir de la crisis

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha pedido al líder del PP, Mariano Rajoy, que llame la atención, ya que no ayuda a salir de la crisis, a su portavoz económico (Cristóbal Montoro) por decir que España está al borde del precipicio, algo falso e irresponsable y desleal.

Así respondió Zapatero en la sesión de control en el Congreso a la pregunta del líder del PP, Mariano Rajoy, sobre cómo valora la importante caída de la renta real disponible de las familias españolas en 2010.

El portavoz de Economía del PP en el Congreso, Cristóbal Montoro, advirtió ayer de que la economía española se encuentra actualmente "al borde del precipicio" y en la misma situación que hace un año, en mayo de 2010, cuando el Gobierno se vio obligado a aprobar fuertes recortes del gasto.

Zapatero destacó que en 2009, "el año más duro de la crisis", la renta disponible de las familias se incrementó el 2,1 % por el esfuerzo en protección y cohesión social, y añadió que el pasado año la renta se redujo el 2,1 %.

El presidente del Gobierno subrayó que respecto a 2004 la renta disponible subió el 17 % en 2010, alrededor de 87.000 millones de euros.

Zapatero afirmó que estos datos desmienten el discurso de Rajoy sobre el recorte social, que ni él se cree, ya que, según el presidente del Gobierno, es el momento de la democracia con mayor protección social y de más política social.

Bildu

Zapatero ha asegurado hoy que, "con Bildu o sin Bildu, el Gobierno no consentirá que nadie se aproveche de las instituciones en favor de la violencia", seguirá con su lucha para debilitar y acorralar a ETA y defenderá la unidad democrática contra el terrorismo.

Tras la sentencia del Tribunal Constitucional que permite a Bildu participar en las elecciones, Zapatero ha respondido en el pleno del Congreso al diputado de UPN Carlos Salvador, quien le ha preguntado cómo va a impedir ahora que ETA "siga comprando armas" con el dinero de los demócratas y ha exigido una defensa solemne de la Comunidad Foral de Navarra frente a las reclamaciones de los terroristas.

El jefe del Ejecutivo ha ratificado su compromiso con el marco constitucional de los navarros y ha pedido "responsabilidad" al hablar del Constitucional: "se podrá discrepar de la sentencia, criticarla en democracia, pero el Gobierno considera que no es apropiado, que es grave, deslegitimarla".

Tras estimar que el Gobierno no puede hacer otra cosa que respetar el contenido de la sentencia y subrayar que ésa ha sido siempre su actitud como presidente, ha recordado que la Abogacía del Estado recurrió las listas de Bildu ante el Supremo, que cerró en un primer momento el paso a la coalición abertzale.

Ahora, ante la decisión contraria del TC, ha hecho "una llamada general a la responsabilidad" para respetar a ese tribunal, "la tarea que ha desempeñado y desempeña en nuestro Estado constitucional".