Zapatero: "Lo único evidente" es que los populares "siguen sentados donde están", en la oposición

Sobre Garoña, "se pronunciará" en el tiempo preestablecido, "procurando mantener" su compromiso electoral, programático y de investidura

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha advertido hoy del riesgo de que los resultados de las elecciones europeas creen un "espejismo" y ha asegurado en el pleno del Senado que "lo único evidente" es que, tras los comicios, los populares "siguen sentados donde están", en la oposición. Zapatero ha respondido con estas palabras al portavoz del PP en la Cámara Alta, Pío García Escudero.

El jefe del Ejecutivo ha señalado al portavoz del PP que la diferencia entre socialistas y populares es que, sean como sean los resultados, los primeros lo aceptan "muy bien" y no buscan "excusas en los rivales". "Espero que disfruten de los resultados", ha concluido.

García Escudero había comenzado su intervención en el pleno sobre Garoña con una valoración de la victoria electoral del PP y con un "dichosos los ojos que le ven" dirigido a Zapatero. El presidente le espetó: "Yo también me alegro de verle, de verle donde está sentado, porque no vaya a ser que las elecciones creen un espejismo; lo único evidente es que siguen sentados donde están, tengamos las cosas claras".

Zapatero ha mostrado además su sorpresa por el tono "tan agrio"con el que los populares hablan de unas elecciones "que han ganado"; "parece que ni cuando ganan están contentos".

GAROÑA

Zapatero "se pronunciará" en el tiempo preestablecido (antes del 5 de julio) "procurando mantener el compromiso electoral, programático y de investidura", en el que prometió cerrar todas las plantas del parque nuclear español al término de su vida útil (la de Garoña termina en 2011) siempre que se garantizara el suministro.

Recalcó que su objetivo es cumplir con los compromisos adquiridos con los ciudadanos, al tiempo que expresó su respeto hacia la democracia y sus "procedimientos". De este modo, dijo que el CSN, dentro del cumplimiento de sus funciones, envió el pasado viernes su informe al Gobierno, el cual "ha comenzado ya" su análisis para pronunciarse en un "tiempo útil y sin demorar el plazo" sobre la renovación o no de la licencia de explotación de la central de Garoña.

El jefe del Ejecutivo explicó que, en su valoración, el Ejecutivo tendrá en cuenta la seguridad de la central nuclear, "más aún" cuando es una planta de primera generación "que se comenzó a construir en los años 60 del siglo pasado", el cumplimiento de las condiciones de la renovación actual y la garantía de suministro de energía para los ciudadanos y las empresas. Zapatero aseguró que Garoña aporta al panorama energético nacional el 1,4 por ciento y reiteró su apuesta por las energías limpias y menos costosas.